lunes, 9 de junio de 2014

Símbolos Reiki

Introducción:
Hoy en día más o menos todos sabemos de qué se trata el Reiki y por ello podemos hablar con libertad de los símbolos del Reiki, algo que es muy importante conocer si buscamos profundizar nuestro aprendizaje en esta maravillosa y milenaria técnica.
Partiendo justamente desde ese punto de vista, vale mencionar que todos y cada uno de los símbolos del Reiki forman parte de una antigua tradición que se cree pertenece al budismo, habiendo sido re-descubierta hacia el año de 1870 por parte del sacerdote y Gran Maestro Mikao Usui.
Antiguamente los símbolos del Reiki llegaron a ser de aproximadamente 300, pero como existía una falta de difusión de cada uno de ellos debido al hecho de que eran símbolos sagrados, se los tenía secretamente guardados para qué, ni los recién iniciados, ni cualquier otra persona común y corriente, no pudiera conocer a ninguno de ellos.
De todos estos símbolos que existían en la antigüedad, solamente cinco son los más usados hoy en día, debido a que muchos de estos se llegaron a perder al ser transmitidos sólo de manera oral y no escrita en las enseñanzas de esta técnica.
En los momentos actuales, la difusión de los símbolos de Reiki ya se realiza por parte de los maestros de la disciplina, e inclusive se puede notar que éstos exigen a sus alumnos que los dibujen y aprendan el significado de cada uno de ellos, algo que antiguamente no era posible realizar.
De todos estos cinco símbolos del Reiki, tres son conocidos como signos luminosos y que son considerados como básicos; en cambio, los dos últimos están reservados para el conocimiento hacia el grado de maestro de quien quisiera continuar en ese camino.
CHO KU REI.


El Cho-Ku-Rei  es el símbolo de la energía, es conocido como “el interruptor” porque abre el paso al flujo de la energía.
Su misión es la de multiplicar el caudal de energía que canalizamos.
De tal forma que cuando dibujamos un Cho-Ku-Rei, pasamos a trasmitir muchísima más energía.
También es el símbolo de la protección, el símbolo de la potenciación y el símbolo de antifugas energéticas.
Su nombre significa: “el poder está aquí”, “llamo a la energía divina aquí y ahora”,  “la Energía está aquí”, “ven Energía” y “deposita la energía aquí”.
Cuando trazamos Cho-Ku-Rei, lo que hacemos es enviar la energía al plano físico, es decir, al cuerpo físico de la persona.
Este símbolo actúa especialmente sobre los tres primeros Chakras, activándolos y potenciando su armonización.
Cuando tratamos con Chakras, nos podemos imaginar el Cho-Ku-Rei con el color de cada Chakra.
Su color es el dorado preferentemente, ya que éste es el color de la protección.
Si realizamos curaciones emocionales, podemos dibujar el Cho-Ku-Rei en el Chakra del Corazón de color rosa.
Para meditaciones o procesos espirituales lo visualizaremos de color blanco o violeta.
Es el símbolo que debemos de utilizar al principio y al final de cada sesión.

Al principio, nos podemos hacer un Cho-Ku-Rei a cada mano, para potenciar la energía que canalizamos.
Al trabajar con pacientes podemos hacer un Cho-Ku-Rei  gigante sobre el mismo o trazar un ChoKuRei en el Chakra Corona e imaginarnos como éste entra por el Canal Central, potenciando así la sesión.
Una vez hemos terminado la sesión, dibujaremos un Cho-Ku-Rei muy grande sobre el paciente.
De esta forma, estaremos concentrando la energía que hemos canalizado sobre el paciente e impidiendo que ésta se disipe o que se produzca algún tipo de fuga energética.
Para protegernos de las energías negativas que se pueden desprender de un tratamiento a otras personas, nos podemos dibujar un Cho-Ku-Rei grande en nosotros mismos, o dibujarnos un Cho-Ku-Rei  en cada uno de nuestros Chakras.

De esta manera el Cho-Ku-Rei hará de escudo delante de estas energías.
El uso del Cho-Ku-Rei es el de potenciar a los otros símbolos.
Trazado después de un símbolo actúa potenciando el símbolo y protegiéndolo, de esta manera el otro símbolo aumenta su eficacia.
El símbolo también le podemos aplicar de potenciador en la ropa, en el agua que bebemos, en los alimentos etc.
El comienzo dinamizador durante la iniciación: se aplica un símbolo en una mano y el otro en la otra mano.
Uno se aplica en el chacra corona y el otro en el cuerpo etérico (El cuerpo eterico es una de las primeras barreras que tenemos contra todo lo que nos rodea, tanto a nivel físico como energético. El Cuerpo Etérico es un cuerpo energético y dentro de él es donde se encuentran los Chakras)
Este símbolo tiene múltiples utilidades:
1.- “Llama” rápidamente a la energía Reiki
2.- Limpia personas, cosas y lugares, creando una “zona protegida”
3.- Intensifica la energía, con lo que reduce el tiempo de tratamiento
4.- Permite cargar rápidamente objetos, agua, etc.
5.- Sella y protege lugares
6.- Se usa sobre el paciente al final del tratamiento para sellar y proteger.
7.- Para concentrar la energía sobre distintas zonas afectadas o para limpiarlas haciéndolo sobre el lugar una o más veces
8.- Se hace sobre los grifos o sobre cualquier salida de agua, como la ducha, para cargar el agua con Reiki mientras sale.
9.- Para concentrar energía en cualquier objetivo personal y cualquier cosa que se le ocurra.
Su uso es simple: se traza una vez y se recita el mantra tres veces.
El mantra puede hacerse en muy baja voz o mentalmente.
Lo usaremos siempre que necesitemos abreviar el tratamiento o limpiar un lugar o intensificar el trabajo sobre un órgano, trazándolo varias veces y recitando el mantra sobre el punto afectado.
Podemos utilizarlo en los alimentos, en el agua, etc. que, de estar desenergizados, pasan a ser saludables y curativos.
Utilizaremos el Cho Ku Rei para los medicamentos, teniendo como objetivo potenciar los efectos positivos de estos y minimizar posibles efectos secundarios indeseables.
Para limpiar un lugar podemos trazarlo desde el punto de entrada mirando hacia el interior.
 Con ello mandaremos la energía sucia a la luz.
Una vez dentro podemos trazarlo sobre cada pared, techo y suelo para proteger y sellar.
Puede utilizarse el símbolo para la autoprotección, la protección de la familia, de su casa, de su vehículo, puertas, ventanas, etc.
También contra agresiones y ataques psíquicos, para proteger el aura y los chakras antes de realizar un tratamiento.
El Cho Ku Rei puede utilizarse para purificar ambientes y promover una limpieza inmediata de residuos negativos, emanaciones, en forma etérica, de enfermedades físicas mentales y energías psíquicas negativas (formas-pensamiento), provenientes de sentimientos de rabia, odio, tristeza, etc. que saturan determinados locales. Debe darse atención, trazando el símbolo en las esquinas de los ambientes, pues la energía se mueve en círculos y tiene una tendencia a concentrarse en las esquinas.
Cuando se tiene un pensamiento negativo se tiene que trazar inmediatamente el Cho Ku Rei.
Lo recomiendo en todos los tratamientos, y especialmente en los primeros para realizar una limpieza profunda.
Sobre todo cuando se trata de un problema crónico antiguo, que pasa a fase aguda.
Este proceso se llama reacción radical y es simplemente una fuerte reacción de limpieza energética del cuerpo. (Baño seco)
Si procedemos a una limpieza cuidadosa completa del paciente, su organismo no tendrá que realizar este doloroso esfuerzo.
Este símbolo en resumen, actúa primordialmente sobre el cuerpo físico en la curación.
El Cho ku rei también puede emplearse para la manifestación de la abundancia, se visualiza con claridad, piensa lo que vas a solicitar.
Pronuncia la declaración:
“Pido (se hace el pedido)  cuando no perjudique a nadie y todo sea para el bien”.
Para prosperar económicamente, dibujamos el Chokurei y escribimos al lado: “Ingresos a raudales afluyen a mis cuentas para uso constructivo”, y lo emplazamos en nuestra billetera.
Cuando pagamos una cuenta o entregamos dinero, pensamos “Chokurei” y “Que yo pueda multiplicar la riqueza para dar y llevar la prosperidad a los demás”.
Cuando cobramos o recibimos dinero, pensamos “Chokurei” y “Que la riqueza de todos aumente para el uso constructivo”, visualizando el símbolo sobre el dinero.
Éstos sólo son algunos ejemplos prácticos, pero la aplicabilidad de este sello tiene tantas posibilidades como amplia sea tu imaginación y creatividad.
SEI HE KI: La traducción al castellano de este símbolo es: "LA TIERRA Y EL CIELO SE UNEN”

Este es el segundo símbolo de Reiki que se aprende y es un símbolo puramente emocional y mental.
El Símbolo Sei He Ki es el símbolo de la armonía.
Actúa sobre el cuerpo emocional y la mente inconsciente.
Es el equilibrio entre fuerzas contrarias.
Es muy útil cuando se trabaja con alguien que se encuentra afectado emocionalmente como ser: nervioso, deprimido, enojado, etc.
También es importante en la sanación física, puesto que es un símbolo que purifica liberando las emociones reprimidas causantes de la afección.
Armoniza los dos hemisferios cerebrales:
La parte derecha del símbolo representa Ying que regula nuestros deseos, emociones, intuiciones, sueños, sentimientos, etc.
La parte  izquierda  del símbolo representa  Yang que regula nuestra racionalidad, el razonamiento lógico y la abstracción.
También es muy útil para sanar malos pensamientos, visualizándolo sobre el pensamiento, verá usted que el mismo se purifica y se disipa, produciendo mucha tranquilidad.
Debemos lograr la armonía en la vida; no podemos vivir en un mundo totalmente imaginario ni en uno puramente racional, necesitamos igualar ambas fuerzas.
Cuando estamos preocupados, nerviosos o angustiados muchas veces lo negamos o no sabemos reconocer estas emociones que afectan nuestro sistema energético.
Con el símbolo Sei-He-Ki podemos reconocer estas emociones para lograr desaparecerlas.
 El Sei He Ki también nos ayuda a reconocer las causas psíquicas que nos han ocasionado enfermedades y problemas físicos a partir de un conflicto mental, emocional o espiritual.
Sei He Ki es muy útil para trabajar con personas que tienen adicciones (droga, fumadores), pérdida de peso y cualquier otro problema emocional.
Es muy útil para sanar situaciones, por ejemplo: un par de personas que están discutiendo, pueden tranquilizarse mediante el uso de este símbolo.
LAS ENFERMEDADES LAS CREAMOS NOSOTROS MISMOS
El Sei-He-Ki trabaja con la causa de la enfermedad, que a menudo se oculta en la mente subconsciente, lo cual quiere decir que es propio a ser utilizado en las enfermedades que tienen que ver con la mente.
Es decir,  por lo general la mayoría de nuestras enfermedades muchas veces son creadas por nosotros mismos. Unas veces somos conscientes y otras no y normalmente no somos conscientes del impacto que éstas pueden tener sobre nuestro cuerpo físico con el tiempo.
Otro de los propósitos del Sei He Ki, es el de protección contra energías negativas, se lo puede utilizar para limpiar habitaciones u objetos de energías negativas.
Podemos dibujar un símbolo Cho Ku Rei, luego de un Se He Ki, para brindarle a una persona, además, de esta sanación, protección.
También se usa  para protección de casas, automóviles, etc
HON-SHA-ZE-SHO-NEN
Este es el símbolo que se utiliza para curar a través de la distancia.
Esta distancia puede ser el espacio físico o el tiempo (hacia delante y hacia atrás).
Debido a que este símbolo se extiende por el tiempo puede ser utilizado para enviar energía a una programación futura o para ayudar a curar problemas de la vida del pasado.

Usos de Hon Sha Ze Sho Nen Curar el pasado: enviar el Reiki al pasado ayuda a curar “heridas viejas” que pueden estar afectándote en el presente. 

No cambiará los acontecimientos, ya que no se puede cambiar el pasado, sino que enviando el Reiki al pasado ayudará a retomar la experiencia en forma de una experiencia de aprendizaje, ayudará a aliviar el dolor y te dejará seguir adelante.
Mejorar situaciones futuras: El símbolo de la curación a distancia ayuda a almacenar la energía del Reiki como si fuera una batería para ser usado en el momento preciso. Enviando el Reiki a futuras citas médicas, entrevistas, exámenes, talleres o viajes ayudará a prever circunstancias imprevistas y a mantener una mentalidad abierta y optimista.
Para curar a través del tiempo y el espacio: El símbolo de la curación a distancia se usa principalmente  para enviar energía curativa a otro lugar, sea al otro lado de la habitación, a otro lugar de un país o a cualquier lugar del mundo, y también para curar a personas que no están presentes.
Se conoce también como el símbolo de la “curación ausente”.
Este símbolo debe extraerse de pies a cabeza en el paciente.

Cómo usar el símbolo de la curación a distancia del Reiki  El símbolo de la curación a distancia del Reiki es considerado para muchos maestros uno de los símbolos más poderosos y útiles.

No obstante, al usar este símbolo, es muy importante entender  que las energías usadas en la curación a distancia funcionan mejor en el cuerpo sutil de un individuo, como su aura o sus chacras, que no directamente en su cuerpo físico.

 Las energías usadas en la curación a distancia tardan más en hacerse efectivas en el cuerpo físico y por tanto a curar el dolor físico; enviar el Reiki para un problema específico como un dolor de cabeza o de espalda puede resultar limitado.
Se recomienda enviar Reiki a un individuo viéndolo como un ser completo, lo cual permitirá que la energía llegue directamente a esa parte de su cuerpo que la requiere.
Es muy importante empoderar la curación a distancia periódicamente para ayudar a que las energías funcionen eficaz y exitosamente.
No obstante, debe saberse que el Reiki no se puede usar para cambiar a un individuo o su comportamiento. La sabiduría del Reiki razona lo que es mejor para el individuo, y sus energías actúan con el fin de obtener los mejores resultados.
Cómo enviar el Reiki a distancia usando el Hon Sha Ze Sho Nen
Hay muchas formas de enviar el Reiki, y cada maestro puede usar técnicas distintas.
Muchos maestros aprenden una técnica, la cual modifican y personalizan posteriormente hasta hacerla encajar con su estilo personal.
Los pasos abajo descritos describen una de las técnicas que muchos encuentran efectiva.
Paso 1: Activa el símbolo de poder.
Paso 2: Escribe el nombre del receptor o la situación al cual envías energías en un trozo de papel y mantenlo entre tus manos.
Paso 3: Dibuja el símbolo Hon Sha Ze Sho Nen en el aire encima del papel y repite su nombre tres veces.
Paso 4: Repite el nombre del receptor o la situación. Dibuja el símbolo de poder.
Paso 5: Deja que el Reiki fluya hacia el receptor para el bien supremo.
Paso 6: Termina la sesión dando palmas o sacudiendo tus manos enérgicamente para cortar la conexión. Siempre debes lavar las manos antes y al terminar el envío de energía Reiki