miércoles, 4 de junio de 2014

Nada detendrá tu vuelo.


"En dirección al Sol"



Siempre que palpites que tu ánimo se desmorona, eleva tu mirada al cielo en busca del calor del Sol.
Finos rayos, de sutil belleza, impregnarán tu alma para que cumplas con tu destino, confiando en tu voz interior.
Donde quieras que vayas llevarás tu inestimable legado de amor y humanidad, como si fueses un eterno lucero.
Más allá de los escollos que puedan presentarse en el camino, la vida te sonríe.
Nada detendrá tu vuelo.
Fuente: Extraído del Blog Mentes Unidas por la Paz