martes, 8 de agosto de 2017

El significado del Mantra Om tare tuttare ture Soha

Significado del Mantra Om Tare Tuttare Ture Soha 

Om: Simboliza la palabra, el cuerpo y la mente de los budas. Los tres kayas. 
Tare: representa la liberación de los sufrimientos y del Samsara de los reinos inferiores. 
Tuttare: representa el escape de los ocho temores externos e internos de los tres reinos inferiores. 
Ture: libera los oscurecimientos del pensamiento y enfermedades físicas, genera apego a la felicidad y paz individual. 
Soha: para que las bendiciones trasciendan en el tiempo, para que se queden en el corazón y la mente. 
Método para recitar este mantra: 
Primeramente la persona debe concentrarse en el problema que la aqueja a ella o a sus seres queridos y pedirle a Tara Verde, que le brinde claridad. 
Seguidamente requerirle que colabore a descubrir la naturaleza interna de cada uno, además de  que la angustia y el temor se extingan. 
La persona debe pronunciar tanto en voz alta como en su interior el Om tare tuttare ture Soha. 
El volumen dependerá del momento y el lugar donde se encuentre dicha persona. 
Es necesario repetir la frase reiteradas veces a un ritmo constante para lograr el estado de concentración adecuado, puede ser cantada.
Mientras se recita visualizar en la mente una esfera de color verde.
Hay que enfocarse en el color; porque este mantra es denominado “Tara verde” la energía femenina que representa el conocimiento, agilidad y práctica.
Relajar la mente y concentrarse en la tarea que se está realizando, para que desaparezcan los pensamientos negativos. 
Cada mantra posee un significado y cada sonido se relaciona con un aspecto de la iluminación, por ello el cuerpo se sentirá lleno de luz, fuerza y de energía que lo atravesará hasta aglomerarse en el corazón.
Los rayos entrarán por la parte superior de la cabeza purificando todo a su paso. 
Cuando la calma haya invadido al cuerpo y Tara ya se encuentre en su corazón, es recomendable que la persona se mantenga en ese estado durante el mayor tiempo que le sea posible, para que la meditación tenga éxito. 
Se aconseja repetir el Mantra mínimo 108 veces al día, se puede utilizar un JAPA MALA  para ayudarse a contar las evocaciones, o también se puede usar un rosario.
Om tare tuttare ture Soha significa liberación de todo aquello por lo que se siente temor.
Este mantra debe recitarse por la persona cuando se encuentra en situaciones de peligro. 
El Tara femenino conecta a cada persona con el alma de las cosas, desarrollando su creatividad. 
Se dice que cada Mantra es un secreto, a pesar de que el Om tare tuttare ture Soha significa mucho y es conocido a través de los libros, escuelas de meditación y publicaciones en internet, es secreto porque la experiencia que siente y vive cada individuo cuando la iluminación los alcanza, es diferente dependiendo de la mente.
La fuerza con que éste protegerá a la persona, será sujeta a intensidad de la energía interna y espiritual de quien lo recita.  
Tara es considerada por los tibetanos como la “Salvadora” pues brinda sabiduría, intuición y creación.
La persona que recite este mantra Om tare tuttare ture Soha significa más fuerza para embarcarse en nuevos planes con coraje y sin sentir miedo. Con Tara en el interior todo fluirá de la mente con rapidez.



jueves, 20 de julio de 2017

Enfermedades inflamatorias (con terminación itis). Tendinitis que parte de mis emociones está afectada?

Existe una relación cuerpo-mente que refleja cómo las actitudes conflictivas, los temores y los sentimientos reprimidos pueden influir directamente en el organismo y su funcionamiento.
Si descubrimos  cuál es el origen psicológico de nuestras dolencias y trabajamos con esas emociones negativas  a partir de ahí  lograremos  que nuestra  vida sea más sana de la cabeza a los pies descubriendo que emoción  hay detrás de cada dolor.
¿Qué distingue a las enfermedades inflamatorias (aquellas que normalmente terminan en “itis”, como sinusitis, bronquitis, artritis, etc.)?

El Dr. Geerd Hamer, en lo que él llama “la nueva medicina” según él, la enfermedad inflamatoria se produce después de la resolución de un conflicto biológico.
Dice que en el instante en que el conflicto se aleja o se resuelve el cuerpo (con ayuda del cerebro) inicia una etapa de curación y es entonces cuando aparece la enfermedad infecciosa o inflamatoria (por ejemplo: un hombre ya no soporta a su jefe y decide irse de vacaciones.
Tan pronto llega al lugar para disfrutar de sus vacaciones comienza a sufrir de sinusitis).
(Un conflicto biológico es un choque violento contra el cual uno se siente impotente e incapaz de reaccionar, y que es vivido en aislamiento.
Es un choque difícil, que toma a la persona totalmente desprevenida.
Los conflictos normales de la vida común no tienen un efecto tan brutal porque podemos prepararnos para ellos con un poco de anticipación).
Según el Dr. Hamer, de las mil enfermedades conocidas, la mitad son calientes y la otra mitad frías.
Las enfermedades calientes (como la inflamación) indican que el conflicto se ha alejado o se ha resuelto y que el cuerpo está en vías de reponerse. Explica que las enfermedades son bifásicas, es decir, que quinientas enfermedades, que en principio son frías (fase durante la cual el conflicto todavía está activo), se vuelven calientes después (fase durante la cual el cuerpo sana tras el alejamiento del conflicto).
Tanto en el hombre como en los animales, los dolores tienen fundamentalmente una finalidad biológica que es la de inmovilizar al organismo o al órgano afectado a fin de que la curación se pueda realizar de una manera óptima.
También hay dolores durante la fase activa del conflicto (enfermedad fría), como en una angina de pecho o una úlcera estomacal.
Durante la fase de curación (enfermedad caliente) los dolores son provocados por inflamaciones, infecciones, edemas o cicatrizaciones.
Lo que significa de acuerdo a los trabajos del Dr. Hamer es que uno no sólo debe alejarse del conflicto, sino que debe resolverlo para evitar que regrese.
De acuerdo al ejemplo citado del hombre que tiene sinusitis la misma sucede tan pronto como se aleja de su jefe, a quien no soporta.
Por ello, es importante distinguir entre alejarnos del conflicto y resolverlo.
Ahora vamos a hablar de la tendinitis que se produce a consecuencia de una inflamación de un tendón, ligamento formado de tejido conjuntivo a través del cual el músculo se une al hueso correspondiente.
Puede tratarse de una rotura, la cual se manifiesta con un fuerte dolor y un crujido.
Puede llegar a causar la degeneración del tendón.
Los tendones son ligamentos formados por tejido conjuntivo, lo cuales, unen los músculos a los huesos correspondientes.
Los tendones nos indican siempre un conflicto en el presente, ahora, es algo que me pasa actualmente. 
Cuando hablemos de “Ligamentos” siempre deberemos buscar un conflicto en nuestro “futuro” y también deberemos buscar en “nuestras preocupaciones”.
Si hablamos de las articulaciones siempre será un conflicto de “desprotección”.
Si la referencia es hacia los Músculos siempre será un conflicto de “impotencia”.
La persona que sufre tendinitis siente o ha sentido un enojo reprimido.
Es alguien que se impide hacer algo por miedo a una ruptura.
El lugar del cuerpo afectado indica el área en la que se sitúa el miedo si por ejemplo es  una mano, la persona afectada debe observar qué se impide hacer con ella que pudiera ocasionar una ruptura de la cual se sentiría culpable.
Si yo presento una tendinitis, significa que estoy viviendo un conflicto de desvalorización.
Estoy viviendo una situación en la que yo “pienso y siento” que “no lo haré bien”, “que no puedo hacerlo bien”.
Es una sensación de no poder lograr algo por más que yo me esfuerce.
Es una sensación de sentirme sólo y sin apoyo para lograr algo.

Tendinitis Aquílea (tendón de Aquiles):


Es el tendón que permite la propulsión del cuerpo.
Las molestias en el tendón de Aquiles significan que me siento desvalorizado para impulsarme en algún aspecto de mi vida.
Me siento poco capaz de lograr mi objetivo, mi sueño, algo en mi ahora, en mi presente.
Resentir: “No me siento capaz de dar el salto”.
Emoción biológica oculta:
Miedo a dejar la casa de mis padres.
Miedo a casarme.
Miedo a comprometerme.
Miedo a ser padre.         
Miedo a salirme de mi trabajo.
Miedo a que me asciendan.
Tendones Laxos:
“Me derrumbo, no puedo más”. “Estoy hundido, no puedo seguir adelante”.
Epicondilitis derecha:
“Me obligan a hacer algo que no quiero”. “Es mi obligación pero no me gusta hacerlo”.
Epicondilitis izquierda:
“Quiero hacer, obtener, lograr algo y me lo impiden”.
Epitrocleítis:
“Me impido abrazar algo o a alguien”. “Me impiden abrazar”.
Codo:
“Alguien no me valora en el trabajo”. “Alguien no valora mi trabajo”. “No disfruto mi trabajo”.
Todas estas descodificaciones son válidas para el omóplato, el húmero y la cabeza del húmero.
La persona que sufre tendinitis siente o ha sentido un enojo reprimido. 
Es alguien que se impide hacer algo por miedo a una ruptura.
En algunos casos, se trata de historias de transmisión generacional y no de historia propia, por lo que en caso de encontrar el verdadero motivo, hay que estudiar el árbol genealógico y buscar “yacentes”.
El mensaje que recibes con esta tendinitis es que no creas que puedes permitirte hacer lo que quieres sólo cuando ello complazca a los demás o a alguien en especial.
Es posible que tu temor a la ruptura sea sólo fruto de tu imaginación.
Es aconsejable que verifiques con la persona adecuada si lo que crees es cierto o no.
Además, debes comunicarle a esta persona lo que quieres y decirle qué es lo que respondería a tus necesidades.
Tampoco olvides que si sientes tanto enojo hacia ti mismo es porque no escuchas tus verdaderas necesidades.
El enojo parece provenir de una causa externa, pero cuando dedicamos tiempo a comprobarla vemos que la realidad es otra uno termina por darse cuenta de que es hacia uno mismo. 
Por ello, es mucho más sensato que lo verifiques en tu interior, para así descubrir tu propia verdad.
Tú decides lo que quieres creer.
Por otro lado, el hecho de que el cuerpo esté en fase de curación no te impide buscar ayuda médica, pero sé consciente de que mientras la medicina se ocupa de tu cuerpo físico, tú debes ocuparte de tus cuerpos emocional, mental y espiritual.


miércoles, 12 de julio de 2017

Qué es Yin Yang


Qué es Yin Yang:
El yin yang es un principio de la filosofía china, en donde el yin y yang son dos energías opuestas que se necesitan y se complementan, la existencia de uno depende de la existencia del otro.
El yin y yang es un símbolo de armonía debido al equilibrio que produce la interacción de las dos energías.
El yin yang son dos conceptos del taoísmo, que expone dualidad de todo lo que existe en el universo.
 El Tao es una fuerza primitiva que es producida por todas las fuerzas naturales del cielo y de todo el universo.
Tao es una forma de vida, no es un Dios o una religión.
Los principios del Tao fueron enunciados por primera vez por medio de símbolos y de palabras por los antiguos filósofos de la China, hace más o menos 5000 años.
Es una forma de equilibrar la vida.
El Yin y el Yang es un ejemplo de esta filosofía.
El Yin Yang es un símbolo dinámico.
Muestra la continúa interacción de dos energías y su equilibrio: como tal, es un símbolo de armonía.
Es un símbolo que crea igualdad pues sin el Yin no podría existir el Yang y al revés, igual, y sin la interacción de ambos, no se genera vida.
No existe nada opuesto entre el Yin y el Yang. Son complementarios.
Lao-tzu en “Tao-te ching” escribió: “Todo tiene dentro de sí ambos, yin y yang y de su ascenso y descenso alternados nace la nueva vida”.
Cuando una de las dos energías llega a su máxima expresión, inicia la transformación en su opuesto: esto es lo que representan los dos puntos en el símbolo.
En su máxima expresión, el yang contiene la semilla del yin, tanto como el yin contiene la semilla del yang.
El yang es una energía luminosa, positiva que se presenta de manera intensa, en cambio, el yin es una luz pasiva, negativa.
Cada objeto o situación se relaciona con estas dos dualidades y el feng shui se encarga de encontrar un equilibrio para lograr bienestar y fortuna.
El símbolo yin yang es conocido como un diagrama de Tai-chi, representado por un circulo dividido a través de un línea sinuosa, en los colores negro y blanco. 
El yin corresponde a la mitad del lado izquierdo de la esfera, de color negro que representa lo pasivo, femenino, nocturno, oscuro y frío.
Por su parte, el yang pertenece al lado derecho de la esfera, de color blanco que representa el principio activo, masculino, luminoso y diurno.
En este juego armonioso, ambos poseen una esfera pequeña en su interior, de colores opuestos, simbolizando las fuerzas opuestas, complementarias e inseparables de todo lo que existe.
Cuando una de las dos energías llega a su máxima expresión, inicia la transformación en su opuesto: esto es lo que representan los dos puntos en el símbolo.
En su máxima expresión, el yang contiene la semilla del yin, tanto como el yin contiene la semilla del yang.
Según el Tao Te King, el universo se crea de la siguiente manera:
“El Tao engendra el I (Wu-Chi o vacío), I engendra 2 (yin-yang), 2 engendra 3, 3, los 10.000 seres.
Los 10.000 seres llevan el yin a la espalda y el yang en los brazos.
Mezclando sus soplos realizan la armonía” (Tao Te King).
El mito de la creación chino nos cuenta el siguiente relato: “Al principio, los cielos y la tierra eran solamente uno y todo era caos.
El universo era como un enorme huevo negro, que llevaba en su interior a P’an-Ku.
Tras 18.000 años P’an-Ku se despertó de un largo sueño. Se sintió sofocado, por lo cual empuñó un hacha enorme y la empleó para abrir el huevo.
La luz (yang), la parte clara, ascendió y formó los cielos; la materia fría y turbia (yin) permaneció debajo para formar la tierra.
P’an-Ku se quedó en el medio, con su cabeza tocando el cielo y sus pies sobre la tierra.
Permaneció entre ellos como un pilar gigantesco, impidiendo que volviesen a estar unidos”.
El huevo representa el Yin-Yang: dos aspectos de la energía primigenia o universal.

La fuerza de la vida se halla presente en las dos fuerzas primordiales: Yin y Yang y de ellas salen los 5 elementos de la Naturaleza: Madera, Fuego, Tierra, Metal, Agua.

Para atraer la salud debemos de considerar que esta no es nada más que un equilibrio entre las energías yin y yang.
La energía yin es receptiva y la energía yang es dadora.
La energía yin es de contemplación y está simbolizada por la luna, es nuestra energía femenina y la energía yang es de acción y está simbolizada por el sol, es nuestra energía masculina.
Con la energía yang, trabajamos, creamos, actuamos.Con la energía yin, soñamos, nos inspiramos, nos elevamos.
Si trabajamos demasiado vamos a tener una descompensación en nuestra energía yang y por lo tanto generaremos enfermedades de tipo yang (rígidas, duras) como los tumores, verrugas, presión alta, ansiedad y stress, etc. etc.
Si trabajamos poco generaremos descompensaciones de tipo yin (blandas) como ser depresión, presión baja, infecciones varias, etc.
Para mantener un equilibrio en la salud la acción y la no acción deben estar bien compensadas.
Las horas y el tiempo de acción debe estar bien compensado por el tiempo de no acción.
Toda enfermedad física se engendra en nuestro cuerpo astral (o plano de los deseos) por lo cual es bueno y necesario tener el plano astral acomodado para que no se genere en el ningún problema de salud en el físico.
Nuestro lado derecho es yang, dador, masculino y activo.
Nuestro costado izquierdo es ying, receptivo, femenino y contemplativo. Analizando esto de acuerdo al órgano que nos está afectando podemos analizar cual es la raíz de nuestro problema.
Los órganos gemelos hablan de nuestra relación de pareja y con los otros.
La cabeza de lo que no queremos pensar
.La vista de lo que no queremos ver.
El corazón de nuestra falta de alegría.
La garganta la aceptación a los cambios.
Los pulmones tienen mucho que ver con las emociones dentro de la pareja y la aceptación de la vida.
El estómago de lo que somos capaces de tolerar.
El hígado es el órgano donde depositamos toda nuestra bilis (es decir nuestros enojos).
Los intestinos nos hablan de los que queremos atrapar o no en nuestras vidas, si somos rápidos para ir al baño casi seguro seremos generosos y al revés seremos tacaños si nos cuesta evacuar.
Los riñones nos hablan de nuestros problemas con el dinero (la liquidez). Y al ser órganos gemelos del contacto con la pareja y la convivencia.
Los órganos sexuales nos hablan de creatividad al igual que las hormonas, entonces si algo anda mal allí es porque hay creatividad estancada.
Las piernas nos sostienen y si enfocamos nuestro problema en las piernas por un lado es porque queremos ser demandantes con los demás y por otro lado es porque nuestra relación con nuestros padres ha sido muy difícil y hoy nos cuesta sostenernos.

El principio de acción de esta teoría es la búsqueda del equilibrio,  que según la medicina china, cada uno de nuestros órganos internos necesita recibir una cantidad específica del Energía (Qi) para funcionar correctamente. 

viernes, 7 de julio de 2017

La Piedra Pi símbolo del ser humano

La piedra Pi, también llamada Donut o Dona, es una piedra redonda, plana con un hueco en el centro, con forma de rosquilla o dona. Puede ser de ágata, o jaspe, o cornalina, cuarzo, etc.
Las Piedras Pi son puertas de la matriz híper-dimensional.

Es un portal dimensional donde los Laikas y los Guardianes de la Tierra tienen acceso.
Con ellas se hacen las iniciaciones de Munay-Ki.
La piedra Pi está regida por tres grandes principios: tanto por fuera como por dentro, de arriba hacia abajo.
Los pactos entre el mundo visible y el invisible.
De este modo puedes ver la piedra como un objeto de iluminación y transformación.
Además también puedes ver la piedra Pi como un instrumento que te llevará a las tres dimensiones del Universo. 
En otras palabras la piedra Pi es el símbolo del ser humano.
Nuestro cuerpo de luz que, como una especie de dona, nos da nuestro cuerpo carnal que está conectado con nuestro chacras que se encuentran en nuestro cuerpo. 
Y tercero, puedes usar la piedra Pi con objetivos medicinales para curar a alguien.
La Piedra Pi simboliza al ser humano, ya que es una representación del “campo energético luminoso” a tu alrededor.
Nuestro cuerpo de luz es como una especie de dona que está conectada con nuestros chacras.
Tú puedes ver tu cuerpo dentro de una especie de tubo de luz (toroide) que llega desde el centro del universo y pasa sobre ti llegando hasta la mitad de la tierra.
Este es tu lugar de fuerza, tu campo luminoso lleno de energía, en cual te conectas con todas las energías y espíritus fuera de nuestros sentidos.
Los chamanes han adoptado el concepto de esta forma simbólica y es una creencia común entre ellos que estas piedras traen buena suerte a aquellos que las usan.
En la cultura asiática, la piedra en forma de anillo es el símbolo del cielo y por su parte los practicantes de budismo Zen se refieren a menudo a ellas como símbolo del karma y el perfecto estado de equilibrio.
Una vez que hayas recibido tu Piedra Pi, llévala contigo en las iniciaciones y sanaciones que facilites ya que es una poderosa herramienta para el aprendizaje y la curación.


martes, 4 de julio de 2017

Toma el control de tu existencia. Las 36 leyes Universales

Leyes de la Vida.

Como es arriba es abajo: Esta aplica el concepto de universo fractal, y la asimilación de que todo se repite en el cosmos, la creación que experimentamos es la que se replica de forma sistemática y fractal en todo el universo. 
Nuestro mundo es solo una réplica a menor escala y tú mismo eres un pequeño universo fractalizado.
Como es dentro es fuera: Al igual que la anterior, la direccionalidad es indiferente y la realidad se replica así misma independientemente de la dirección que tome, en este caso concreto es nuestro mundo interior el que se replicara en nuestro entorno, según eres, igual es tu vida. Lo que hay en tu interior contaminara todo aquello que te rodea.
Ley de petición: Nosotros pedimos y el universo escucha. Si necesitas ayuda pídela, pero debemos cuidarnos de actuar allí donde no se nos requiere ya que nuestra ayuda será malinterpretada y desechada, si se nos pide ayuda debemos asumir nosotros las consecuencias de la misma, así que el karma nos repercutirá si nuestra ayuda es incorrecta. A nivel espiritual la ayuda que se pide pasa por la aplicación correcta de nuestra petición. El si o el no, han de desaparecer de nuestras peticiones, y formular esta petición de forma positiva y alejada de lo material. No debemos pedir “Quiero dinero” si no pedir lo que hará que lo consigas, como un empleo por ejemplo o la correcta consecución de un proyecto.
Ley de atracción: Tu vibración energética provocara que atraigas o repelas aquello que llega a tu vida según tu estado. Atraerás todo aquello igual a ti y repelerás todo lo que no se asemeje a tu estado actual. La aplicación beneficiosa de esta ley pasa por un necesario cambio de aptitud. Tu atraerás a ti, todo aquello que te sea afín, si eres positivo atraerás todo aquello que fluya en tu misma onda, si por el contrario eres negativo y tu actitud es pesimista eso es lo que llegara irremediablemente. Ten en cuenta que una vez atraigas eso que se sienta en sintonía contigo saldrá de tu vida todo aquello que no te reporte lo mismo y se iguale a tu estado.
Ley de la resistencia: Nosotros somos nuestro peor obstáculo, si te resistes te condenaras a repetirlo, debes aceptar lo que llega y dejarlo fluir. No debemos obcecarnos, debemos abrirnos y aceptarnos. Debes repetirte aquello que deseas de forma correcta para que llegue a materializarse. Evitar la resistencia inconsciente a ser felices y ser plenos.
  Ley del reflejo: Todo lo que te rodea es un reflejo de ti mismo, cámbiate a ti mismo y   cambiaras lo que te rodea. Así de sencillo, no debemos tratar de cambiar nada externo  sin antes haber cambiado nosotros. Identifica tu propio reflejo en tu entorno y        cambia lo que no te guste.
Ley de la proyección: Nosotros proyectamos en nuestro entorno lo que somos, tanto lo bueno, como lo malo. Asumir que somos parte del problema es el primer paso hacia la solución. Solemos proyectar en otros los defectos que poseemos nosotros mismos, identifica lo que proyectas y sabrás como eres.
Ley del apego: Debemos desapegarnos de todo aquello que nos impide crecer. 
El apego a sentimientos, materia o personas, impide que nada nuevo llegue a tu vida, solo dejando los apegos comenzaremos a crecer y evolucionar. Nuestra felicidad no depende de objetos, situaciones o personas, soltar esta dependencia te hará un poco más libre.
Leyes de la Creación.
Ley de la atención: Focalizar nuestra atención en aquello que deseas, provocara que el universo conspire para que lo consigas.
    Pon tu atención de forma decidida y acertada y solo será cuestión de tiempo.
 La cantidad de atención que dediques a aquello que buscas será proporcional a la cantidad que consigas de aquello que manifiestes.
Ley del fluir: Nada es estático y todo fluye, esta es la premisa básica. No debes enquistar tus sentimientos, ni tus posesiones más preciadas, permite que fluyan y volverán a ti multiplicadas. Fluye con la vida, permite que suceda y llegaras a lo que quieres. Deja que fluyan tus emociones y tus sentimientos, estos son como el agua, si se estancan se pudre, debes permitir que salgan y se manifiesten sin temor como un río, puro y fresco.
Ley de la abundancia: Toma la abundancia como algo innato en ti. Permite que esta llegue a ti y no sientas culpa. Se agradecido y permite que la abundancia llene tu vida. Felicidad, amor, alegría, éxito, prosperidad y generosidad, fluirán en ti, si no lo impides con falsos méritos y creencias culpabilizadoras. 
Te mereces la abundancia en tu vida y es hora que la disfrutes.
Ley de la claridad: Si eres claro en lo que quieres no habrá ninguna traba para que lo consigas. Cuanto más concreto y más conciso en tu foco psíquico más fácil será su concreción. Conseguir tus metas de forma rápida y concisa dependerá de tu claridad a la hora de enfocarte.
Ley de la intención: La intención es poderosa, más aun que tus querencias y tus deseos. Tu intención es concisa y concreta y por lo tanto rápidamente evaluada y asumida por el universo. Poner una intención correcta en tus actos será suficiente para que estos se concreten y se manifiesten en consecuencia. Esta ley está sujeta al karma y las consecuencias de tus intenciones serán asumidas y sumadas.
Ley de la prosperidad: Eres un ser prospero por defecto. Ser tierra fértil o yerma depende de tu enfoque mental.  Esta ley implica un cambio sistemático en tu enfoque para ser aplicada en tu beneficio. Piensa, habla y actúa como alguien prospero y veras crecer los frutos. La apatía, el miedo y la pasividad juegan en tu contra, siéntete capaz, potencia tus virtudes y serás un ser prospero.
Ley de la manifestación: Eres un ser espiritual y estas en contacto permanente con el universo y este tratara por todos los medios darte aquello que le pides y manifiesta para ti. 
Enfoca tus pensamientos hacia eso que deseas y se manifestara. Nosotros creamos nuestra propia realidad y esta toma forma a nuestra voluntad, puedes hacerlo de forma consciente o inconsciente. 
Tener este conocimiento implica que podamos manipular nuestra realidad conscientemente y amoldarla a nuestros deseos, solo debes querer.
Ley del éxito: Se suele relacionar el éxito con los bienes materiales, pero esto no es éxito. El éxito es la total y sincera creencia en ti mismo, la confianza depositada en tus propios actos determinaran el éxito en la consecución de los mismos. El éxito en tu vida es proporcional a la confianza que deposites en ti para lograrlo. Vivir de forma exitosa dependerá únicamente de la fe ciega puesta en ti.
Leyes de la Conciencia Superior.
Ley del equilibrio y la polaridad: Nuestra existencia esta polarizada y nuestra misión es hallar el correcto equilibrio. Si nos alejamos de este centro y nos acercamos a los extremos, la vida nos compensara con lo contrario. Una vida de riqueza, concluirá con otra de pobreza, un verdugo se convertirá en victima como consecuencia. Vivir de forma equilibrada evitara que seamos absorbidos por la polaridad y tengamos que compensar nuestra próxima existencia.
Ley del karma: Toda acción tiene una consecuencia o reacción. Tener presente esta máxima provocara que meditemos todas nuestras acciones y asumamos sus frutos. Todo lo que das tarde o temprano lo recibes. Sea de pensamiento o acción, todo lo que hagamos será sumado y cotejado. Si das amor recibes amor, pero si das odio no esperes otra cosa. Nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestros actos, son bumeranes que una vez lanzados volverán a ti irremediablemente y deberás purgar en tu próxima existencia.
Ley de la Reencarnación: Nada se destruye si no que se transforma. Volveremos a encarnar hasta que somos nuestros propios maestros. La reencarnación está sujeta a la experimentación y el crecimiento espiritual, este comúnmente queda inconcluso tras la muerte y damos un repaso a nuestra existencia y nos quedamos para la próxima aquello que nos quedo por aprender y por saldar. Liquidar estas dos cuentas hará que tu evolución espiritual quede completa y salgas de esta rueda.
Ley de la responsabilidad: Asumir nuestra maestría, es asumir nuestra responsabilidad. Ser responsables de nosotros mismos y de nuestros actos, es el primer paso para ser tu propio maestro. El universo nos da responsabilidades y nos permite manejarlas y comprobar nuestra propia maestría. Tener personas a nuestro cargo, como hijos o enfermos decidirá la medida en que tu responsabilidad habla por ti. 
El conocimiento y el poder que contrae tú responsabilidad tras un uso correcto de tu sabiduría en tus actos, empleadas en un beneficio común, serán premiadas y conseguirás saldar importantes deudas kármicas.
Ley del discernimiento: Aplica tu intuición en cada cosa que realices. Toma tus decisiones y elije de forma consciente e intuitiva, tu voz interior nunca te engaña, guíate  de ella y logra el éxito en aquello que emprendes. Evita el juicio hacia otros, aléjate de programas que coarten tu discernimiento, racismo, sexismo o fanatismos, evitaran que tomes decisiones correctas y discrimines sin oír a tu Yo interno.
Ley de la afirmación: Afírmate constantemente en aquello que te quieres transformar, en lo que quieres realizar y lo que quieres cambiar, asume ese rol y todo se trasformara para que lo consigas. Solemos afirmarnos de forma errónea constantemente, no creemos merecernos nada y nos afirmamos de forma negativa, la mayor parte de las veces de forma inconsciente. Afirmarte en aquello que quieres ser, para convertirte en aquello que buscas.
Ley de la plegaria: Pide con Fe de forma concreta y correcta y te será concedido. Todos nuestros pensamientos son en si mismos plegarias, cuando nos sentimos apenados o preocupados, emitimos una plegaria negativa. Debemos centrarnos y formular nuestras plegarias de forma positiva, estamos en contacto directo y permanente con la fuente. El universo nos escucha y toma nota, el resultado a tus plegarias llegara a ti, si el resultado es correcto en tu existencia o te ayuda de algún modo a crecer.
Ley de la meditación: Al contrario que la plegaria donde nosotros le hablamos a Dios, en la meditación somos nosotros los que le escuchamos. Silenciar nuestra mente para que llegue a nosotros su conocimiento. Busca el conocimiento a través de la meditación y este te será dado. Medita todas tus decisiones y llegara a ti la sabiduría que necesitas para crecer. Esta meditación no requiere un ejercicio especial, solo calla y escucha, la respuesta te llegara cuando esta, te sea realmente útil y precisa.
Ley del desafío: Es la herramienta para la evolución espiritual en la que el libre albedrío será nuestro canal. A lo largo de nuestra existencia seremos constantemente desafiados y nuestro libre albedrío nos hará solventar estos escollos. Ser tentados espiritualmente por otros entes que nos rodean y nos desafían a realizar ciertos actos o repetirlos de forma sistemática y constante, dependerá de nuestra capacidad de estar despiertos y atentos e identificar estos desafíos, para salvarlos de forma adecuada a través de nuestro poder de elección. Siempre serás sometido a estos desafíos y tu capacidad de elección será la que en último instante haga que concluyas con éxito.
Leyes de Frecuencia Superior.
Ley de frecuencia y vibración: Somos fuentes de energía en constante vibración y en una determinada frecuencia. Todo en el universo esta vibrando a una determinada frecuencia, y dependiendo de esta, será más o menos densa su materia. Nuestro planeta es de por si un orbe de baja densidad, por ello somos seres físicos. Nuestras emociones influirán en nuestra vibración, siendo el miedo la frecuencia más baja y el amor la más alta. Todas las bajas vibraciones, están relacionadas con sentimientos y pensamientos negativos, ellos harán que bajes tu frecuencia y por defecto tu universo se amolde a este estado, si por el contrario tus emociones son positivas, eres alegre, amable y empático, elevarás tu frecuencia y vibración. 
Las frecuencias están divididas en grados de densidad, cuanto más elevada es la frecuencia vibracional, menos denso será el cuerpo físico (esto se suele confundir con dimensiones). Los distintos estados de densidad física están limitados por nuestra capacidad de emitir vibraciones positivas, siendo la más elevada el contacto directo con la fuente o Dios.
Ley de milagros: Los milagros son la consecuencia de una existencia correcta. Hay unas pequeñas señales que permanente te indican que estas en el camino correcto y la consecución es, tu propia divinidad. Nada es casualidad, si no la causa de tu propio crecimiento espiritual. Estate atento y lee las señales, estas está ahí para comunicarte que lo estás haciendo de forma correcta, esas corazonadas y esas coincidencias serán la pauta. Según vayas viviendo en el amor incondicional y utilizando el perdón de forma sincera, tu karma se verá aliviado y los milagros se irán materializando.
Ley de sanación: Somos nuestros propios sanadores. Los pensamientos y los sentimientos negativos provocaran tu enfermedad, transmútalos y logra tu propia sanación. Enquistar nuestros sentimientos oscurecerá el ser de luz que eres. Somos energía y esa energía es luz (la suma de todos los espectros), sonido (vibración) y color (cada color está asociado a una emoción), variar cualquiera de estos factores o potenciar unos sobre otros nos provocaran enfermedad y solo equilibrándonos sanaremos.
Ley de purificación: Somos seres puros en esencia. La negatividad y los malos sentimientos empañan y ensombrecen este estado. Purificarnos pasa por limpiarnos de toda esa herrumbre negativa que vamos acumulando con la sucesión de experiencias y dramas que inundan nuestras vidas. Purifica no solo tu cuerpo y tu mente, también purifican tu entorno, evita las influencias negativas que emiten aquellos que están en tu entorno o los que te llegan a través de distintos medios. Todo ello ira dejando un poso en tu inconsciente que finalmente se reflejara en tu vida.
Ley de perspectiva: Nuestra perspectiva tendrá la capacidad nuestro entorno. El ejemplo más claro es el tiempo, según nuestro estado de ánimo y nuestra perspectiva este transcurrirá más lento o más rápido. Si estamos en una situación de hastío los minutos nos parecerán horas y si estamos cómodos y alegres las horas parecerán minutos, incluso en situaciones de estrés extremo o pánico, el tiempo parecerá congelarse. Todo esto es solo un punto de vista, lo bonito o feo, lo bueno y lo malo no existen es solo nuestra perspectiva la que otorga las etiquetas a las cosas, todo será según tu propio punto de vista cree que es.
Ley de gratitud: Se agradecido. Cuando la abundancia y el éxito lleguen a ti, evita que te transforme, da las gracias por lo que recibes y permite que esa energía siga su camino. Permitir que todo fluya de manera adecuada y agradecer todo lo que llega a nuestras vidas. Por que sea para bien o para mal, deberás sacar una enseñanza de esa experiencia, luego se agradecido con todo aquello que te toca, no eres lo que tienes, si no lo que necesitas para tu crecimiento.
Ley de bendiciones: Con nuestra bendición emitimos hacia aquellos que nos necesita nuestra energía positiva. No precisamos un ritual o una oración concreta, solo nuestra presencia, nuestro apoyo y enfocar nuestros pensamientos positivos hacia esa persona que nos necesita. Bendecimos con nuestro amor incondicional a aquellos que nos piden ayuda y les otorgamos la posibilidad de transformarse con esa energía emanada de nosotros.
Ley de decreto: El poder del verbo. Todo aquello que decretamos queda concretado. Debemos cuidarnos de decir según qué cosas ya que el universo hará lo posible por traérnoslo, él no conoce la ironía ni el doble sentido, así que mucho cuidado con lo que decimos. Al decretar firmamos un contrato con el universo, el verbo es vibración y todo en el universo vibra, esa vibración es recibida y reflejada en tu mundo. Decretar, es la plegaria más rápida y directa, su consecuencia es a veces casi instantánea y no serán pocas las veces que dirás “si antes hablo antes sucede” en realidad eso es así porque lo has pedido.
Ley de Fe: La fe se atribuye erróneamente al fervor religioso. La fe es un sentimiento puro emitido desde nuestro corazón y una firmeza en algo que sabes desde lo más profundo que es así. La fe en su pureza trasciende cualquier otro sentimiento, no es posesivo y se emite de forma universal, en plena comunicación con el cosmos. La fe en uno mismo es la pieza fundamental de todo éxito, la confianza ciega en tu capacidad y tu talento, convierten la fe en un aliado poderoso luchando a nuestro favor.
Ley de gracia: Es la consecución del alivio Kármico. Una vez hemos evolucionado lo suficiente espiritualmente la gracia llega a nosotros y los elementos insólitos y milagrosos se sucederán en nuestro entorno, para celebrar tu graduación existencial. Te has convertido en tu propio maestro el conocimiento y la sabiduría te son otorgadas y la misericordia obra a través de tus actos. Has entendido el juego y juegas de forma consciente.
La ley del Uno: Todos somos uno.
No puedes aplicar ninguna de las leyes anteriores sin entender que todos si exclusión tenemos un mismo origen y manamos de la misma fuente.
Somos una misma cosa y partimos de una misma conciencia.
Dios es todo y todo somos Dios, es la máxima que deberás aplicar, deberán entender que no fuimos creados por él, si no que formamos parte y vivimos en él. Dios no es algo externo a nosotros, ni se encuentra en un templo,
Todo es Dios por lo tanto allí donde estés estarás con él.