lunes, 25 de julio de 2016

FILOSOFIA HUNA. LOS 7 PRINCIPIOS DE LA FILOSOFÍA HUNA

Huna es el conocimiento ancestral de la tradición hawaiana.
Es una forma de chamanismo basada en el conocimiento  de la mente y la realidad energética del mundo.
Huna significa "conocimiento secreto", en el sentido del aspecto invisible de las cosas, o "lo que no se ve a simple vista".
Es también un sistema de sanación, de transformación y de crecimiento, que abarca una cosmovisión, principios filosóficos y una concepción particular del ser humano.
Se puede aplicar en todos los  ámbitos geográficos, actividades o áreas de la vida, puesto que esta disciplina se basa en perspectivas y procedimientos que nos pueden guiar en todas nuestras experiencias. 
El objetivo básico de este sistema es el de desarrollar nuestros propósitos, armonizar nuestras relaciones con nosotros mismos, los demás, el medio ambiente y las circunstancias e integrar el aspecto espiritual en nuestra vida cotidiana.
El sistema Huna sigue el camino del Pacificador, o del Aventurero.
Desde tiempo inmemorial, existen básicamente dos caminos vitales, ambos válidos y efectivos: “el del guerrero” (ampliamente difundido en el mundo) y “el del pacificador” (poco difundido).
La diferencia esencial entre ambos es que el primero lucha contra la dificultad, mientras que el segundo, vitaliza lo que quiere lograr.
En este sentido, la filosofía Huna sostiene que los medios influyen en los fines; debido a ello prefiere utilizar medios armónicos, para lograr fines armoniosos.
1. El mundo es lo que tú crees que es: Es la base de huna.
Este principio afirma que tú eres quien creas tu propia experiencia personal de la realidad.
Al cambiar tu mentalidad, puedes cambiar el mundo.
2. No hay límites: No existen verdaderos límites entre tú y tu cuerpo. Tú y los demás, o incluso tú y Dios.
Las divisiones que generalmente aceptamos son restricciones arbitrarias adoptadas por una conciencia limitada.
3. La energía fluye hacia donde se dirige la atención: Cuando les das vueltas a determinados pensamientos y sentimientos, escribes la línea argumental de tu vida.
La capacidad de centrarte es el combustible de tus percepciones negativas o positivas, Así, que por ejemplo, no le des a una persona que te ha ignorado el poder de arruinarte el día al no dejar de darle vueltas al incidente.
4. Ahora es el momento: En este momento, ninguna experiencia te entorpece, ni tienes obligación futura.
En el presente tienes el poder de cambiar los pensamientos limitadores y plantar de forma consciente las semillas para un futuro a tu elección. Al cambiar tu mentalidad, cambias tus experiencias.
 5. Amar es ser feliz con: La gente existe gracias al amor, y aceptar esto te permite existir en un estado de felicidad y respecto a quién eres ahora y en quien te convertirás en el futuro.
6. Todo el poder proviene del interior: Si quieres cambiar tu realidad, no puedes quedarte esperando una intervención divina.
Depende de ti modificar tu existencia. Ninguna otra persona puede tener poder sobre ti o sobre tu destino, a no ser que tú decidas dejarlo a él o a ella tenerlo.
Para algunos, esto supone que es el momento de dejar de culpar a amigos, familiares, al trabajo o a la sociedad por impedirles alcanzar el éxito social y comenzar a aceptar su propia responsabilidad.
7. La efectividad es la medida de la verdad: Si te sientas en un juzgado te darás cuenta de que hay muchas versiones de la verdad.
En un Universo infinito, no existe la verdad absoluta, tan solo una verdad efectiva a un nivel de conciencia individual.
Dicho de forma simple: haz aquello que te funcione.


viernes, 15 de julio de 2016

Auriculoterapia que es y para que se aplica?

La auriculoterapia proviene etimológicamente del griego terapia que significa curar y del latín aurícula que quiere decir oreja,
Es una práctica terapéutica con más de 2000 años de antigüedad, cuyo origen más conocido parte de la medicina tradicional China, vinculada a la acupuntura. Se basa en la Medicina Tradicional China (MTCh).
Sin embargo, se han encontrado datos que confirman que en el antiguo Egipto, Grecia, Roma y la antigua Persia, también se hacía uso de esta técnica mediante la estimulación de la aurícula para tratar ciertas patologías
La auriculoterapia consiste en estimular los puntos reflejos que hay en la oreja, de forma que este estímulo active el sistema nervioso, y, mediante la vía refleja que une cada punto de la oreja con su parte del cuerpo correspondiente, se produzca una respuesta en la cual, el organismo utilizará sus propios recursos para recuperar el equilibrio y la salud.
Según los puntos estimulados, la respuesta generada tendrá un efecto tanto a nivel físico, como orgánico, emocional y/o energético.
La estimulación se puede realizar de varias formas: masajeando la zona, pinchando con agujas, colocando semillas, bolitas, chinchetas o por estímulo eléctrico, entre otros.
La identificación de los puntos se realiza mediante un localizador de puntos.
Se sabe que un punto está desequilibrado cuando, al contacto con el localizador, se produce un dolor en ese punto o zona.
El francés Dr. Paul Nogier entre 1954 y 1956 fue el primero en crear una cartografía detallada del pabellón auricular, la podríamos  definir como una técnica que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de enfermedades a través de la estimulación de puntos energéticos ubicados en el pabellón auricular.
Este método de tratamiento es un microsistema de acupuntura por medio del cual se diagnostican y tratan diversas enfermedades y consiste en la estimulación de terminaciones nerviosas que se encuentran en el oído y le conectan con el resto del cuerpo, por lo que al ser estimulada una parte de la oreja tendrá un efecto en la parte del organismo relacionada con dicha zona.
Está basada en la idea de que la oreja es una representación completa del resto del cuerpo.
En la oreja se refleja una imagen parecida a la de un feto “in útero”. El feto está orientado cabeza abajo, a nivel de su lóbulo.
Esta forma funciona en la teoría de la Medicina china como el “espejo” de todo el cuerpo.
La auriculoterapia puede utilizarse para el tratamiento tanto de enfermedades agudas como crónicas, permite utilizar estímulos semipermanentes y, además, tiene generalmente rápidos  resultados.
Muchos años de investigación han dado origen a un mapa auricular fiable que contempla aproximadamente 200 puntos asociados a enfermedades, dolores, órganos y sus funciones.
A través de los siglos y con una concepción cosmogónica del Universo, los chinos desarrollaron esta antigua ciencia que hoy día se halla en un proceso de expansión y de aceptación en los niveles Universitarios en varios lugares del mundo.
Entre los años 80 y principios de los 90, la Organización Mundial de la Salud mantuvo diversas reuniones y conferencias a fin de estandarizar los nombres de los puntos de la auriculoterapia según las cartografías china y europeas, a partir de ahí  esta  técnica es reconocida y aprobada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) que se aplica con suma eficacia para el tratamiento de: Estrés, Obesidad. Tabaquismo, Adicciones en general, Sedante de dolores agudos, Insomnio, Ansiedad, Depresión, Problemas digestivos, Asma, Estados alérgicos en general, y muchas dolencias más.
Está contraindicada en todos los casos en que esté afectada la oreja por quemaduras, cortes, úlceras o eczemas y en los embarazos, no se deben estimular los puntos hormonalmente activos.
El tratamiento tiene nulo o escaso resultado después de realizar un gran esfuerzo físico o mental; por este mismo motivo, no se recomienda realizarlo a personas que tomen altas dosis de psicofármacos, tengan enfermedades hereditarias o trastornos degenerativos, esquizofrenia, depresión endógena, anemias, principios de apendicitis, enfermedades contagiosas y de transmisión sexual y, por último, enfermedades que afecten a la médula espinal.