viernes, 1 de abril de 2016

Dolencias. La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma. Edward Bach.

El dolor y la enfermedad son formas de lenguaje que nuestro cuerpo usa para avisarnos que necesitamos hacer una revisión de nuestra vida y corregir algo.
Aunque el cuerpo utiliza como voz la enfermedad o el dolor físico, el aviso es cambiar ya sea una actitud, un patrón mental ó una emoción mal controlada que puede tener su origen en la forma en la que nos desarrollamos en el medio profesional, laboral o hasta en nuestras relaciones familiares.


CEREBRO
Los problemas de mi cerebro me indican que tengo tendencia a querer comprender con mi cabeza y mi lado racional todas las situaciones que vivo.
Dejo de lado mis emociones con las cuales temo entrar en contacto intentando
Convencerme que no sirven de nada o que pueden ser más nocivas que útiles.
Adquirí una gran rigidez en cuanto a mi modo de pensar y quiero absolutamente tener razón!
Es pues difícil para mí cambiar de opinión y admitir que puedo haberme equivocado.
Por lo tanto tengo ventaja en poner de lado mi aspecto demasiado “adulto”, serio y racional y a recobrar mi lado “niño” que ama reír, disfrutar y que irradia por su ingenuidad y su deseo de aprender.
TUMOR DEL CEREBRO
El tumor es una proliferación excesiva de las células anormales en el cerebro.
El tumor está conectado con emociones reprimidas, pesares profundos, sufrimientos del pasado.
En el cerebro, el tumor primitivo  que se desarrolla a partir de células del cerebro significa que mi central del tratamiento de las informaciones registra aún ciertas ideas, creencias o esquemas mentales que ya no tienen su razón de ser!
El tumor resulta de un golpe emocional y violento vinculado a una situación o una persona a quien amé mucho o a algo que me hizo sufrir mucho o frente a la cual mantengo aún hoy odio, rencor, miedos, cólera y frustraciones.
Si mi tumor se sitúa en la parte superior del cerebro, en medio o en la hipófisis, es frecuentemente debido a un impacto emocional o bien porque tengo miedo por mi espiritualidad, mi intuición, etc.
Soy testarudo y rechazo cambiar mi modo de ver aquí y ahora, aceptar mi vida y todo lo que la acompaña.
Soy rígido y fijado en mis pensamientos, interiormente estoy confuso. Transporto energía mental que ya no corresponde a mis necesidades más profundas y que es lo opuesto de mis deseos divinos.
Mi cuerpo reacciona fuertemente y brota entonces una producción fuera de control de ciertas células del cerebro.
Es un estado crítico y peligroso y debo transformar mi actitud cerrada en una apertura de corazón si quiero parar este tumor.
A partir de ahora, acepto ver la vida de un modo más abierto y flexible.
Está en constante transformación y evoluciona siempre hacía lo  mejor.
Mi confianza personal me permitirá alcanzar este objetivo
BLOQUEO EMOCIONAL: Todo problema en el cerebro es una indicación de un problema en el nivel del YO SOY.
La persona afectada a nivel cerebral está recibiendo un mensaje muy importante, puesto que el cerebro es el órgano mas importante del cuerpo humano, el mejor protegido, con una cubierta ósea que lo resguarda de danos directos.
Todos debemos hacer lo mismo con nuestro YO SOY, es decir, protegerlo también de cualquier daño.
La persona que no lo hace olvida su individualidad y se deja convencer tratando de convertirse en lo que los demás esperan de ella.
Entonces se siente infeliz porque no sabe quién es verdaderamente.
BLOQUEO MENTAL: Es evidente que si recibes un mensaje tan importante de tu cuerpo es que hay una urgencia de que tomes más consciencia de que tu manera de pensar con respecto a ti mismo no concuerda con lo que eres y con lo que quisieras ser.
Si tu cerebro es el órgano que dirige al resto de tu cuerpo, tu YO SOY debe dominar tu vida.
Ha llegado el momento de que vuelvas a contactar con lo que verdaderamente eres y que construyas tu vida en consecuencia.
Quizá hubo un tiempo en el que no sufrías mucho por no ser tu mismo, pero ahora tu cuerpo te dice que esto no es bueno para ti.      
BLOQUEO ESPIRITUAL: Para conocer el bloqueo espiritual que te impide responder a una necesidad importante de tu SER, debes sanar desde adentro conectándote con lo que realmente eres. “Me Acepto y Me Apruebo”

Fuente: el Gran Diccionario de las dolencias de Jacques  Martel