martes, 24 de febrero de 2015

Flores de Bach y Drogadicción


Que son las Flores de Bach?
Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones.
Las Flores de Bach nos ayudan a comprender para que no nos quedemos atrapados en las propias críticas.

La situación de emergencia y crisis es una experiencia en la cual la persona se encuentra invadida por una tensión que no puede asimilar, elaborar o descargar.
Fueron descubiertas por el Dr. Edward Bach entre los años 1926 y 1934.
El Dr. Bach era un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales.
A estas 38 flores se les llaman Flores de Bach.
Las Flores de Bach también reciben el nombre de esencias florales de Bach y de elíxires florales de Bach.
Según el Dr. Bach, el uso de las flores de Bach está destinado a aliviar desequilibrios psicoemocionales y de carácter (tales como miedo, impaciencia, angustia, incertidumbre, ira, confusión, intolerancia, timidez, entre otros), para influir o prevenir padecimientos físicos y/o psíquicos (enfermedades).
Básicamente, Bach concibió el uso de sus remedios basándose en la hipótesis de que las enfermedades son consecuencia de trastornos o desequilibrios de la dimensión emocional-mental de la personalidad producto de un conflicto Alma-Personalidad.
Este tipo de ideas forman parte de la concepción mística de Bach sobre la salud y la enfermedad.
Sin embargo mediante la armonización de los estados negativos, las flores de Bach ayudan a reestablecer el equilibrio emocional perdido.
Esto no sólo resulta beneficioso para la salud psicológica, sino que además estimula la capacidad propia del cuerpo para curarse a sí mismo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física.
Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.
Después de más de 70 años, las Flores de Bach han sido probadas como un magnífico sistema para tratar los problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivos.
                       
Flores de Bach y Drogadicción

La adicción a las drogas es un problema complejo que tiene componentes mentales, emocionales y físicos.
Para recuperarte y prevenir recaídas, necesitas ayuda profesional y un plan a la medida.
Las flores de Bach pueden ser utilizadas como una herramienta para ayudar a tu recuperación.
Las flores de Bach son medicinas naturales diseñadas para proveer soporte en estados emocionales particulares en los cuales experimentes desafíos que debas encarar.
Las flores de Bach ayudan a: 

·         Detener el mal hábito de la drogadicción
·         Cambiar la forma en que vivimos
·         Quitarse de encima los sentimientos de culpa
·         Reducir la ansiedad
·         Aportar más tranquilidad y paz
·         Ser menos propenso a cambios de humor

Durante la desintoxicación para dejar la drogadicción, las Flores de Bach juegan un papel importante.
En comparación con la desintoxicación física, la psíquica es la más difícil. Nuevamente tenemos que aprender a vivir sin drogas y todos los problemas se viven más intensamente. Aquí las Flores de Bach ofrecen el apoyo necesario para que los síntomas de abstinencia físico y emocional sean vividos con menos intensidad. 

Cambio de hábitos Esta es sin duda la parte más difícil del proceso de desintoxicación. Dejar las drogas significa un cambio en los hábitos de vida. En lugar de tomar  drogas para afrontar mejor nuestros objetivos, deberemos desarrollar el arte de resolver nuestros problemas por uno mismo. 

Las Flores de Bach son un apoyo durante este proceso de cambio. 

Cambios de humor: 
La drogadicción hace que veas la vida de color rosa y con gran intensidad.
Al detener la drogadicción, a menudo somos propensos a cambios de humor: aveces se ve todavía todo de color rosa pero poco después todo se vuelve negro.
Las emociones van y vienen con una inestabilidad emocional generalizada.
Las Flores de Bach le proporcionan equilibrio y contribuyen a una estabilidad a nivel emocional.

La agitación
La drogadicción tiene un efecto de anestesia.
Cuando la drogadicción desaparece, la  somnolencia desaparece y empieza la agitación. Se trata de una agitación interna que  disminuye con dificultad.
El pequeño frasco de tratamiento contiene flores que actúan específicamente sobre esta agitación.
Proporcionando una sensación de calma y paz interior. 

El desánimo
Durante la desintoxicación, uno puede caer en una depresión.
Por ello, es muy importante estar lo suficientemente ocupado para participar activamente en la vida.
Las Flores de Bach ofrecen los estímulos necesarios para que no estemos sujetos al desánimo y la depresión. 

Autodisciplina
Una vez que hemos tomado la decisión de dejar las drogas es importante estar lo suficientemente motivado. Aunque ya no dependamos de ellas durante un tiempo, siempre habrá momentos donde se necesitará cierta disciplina para resistir el deseo. En este sentido, las Flores de Bach ofrecen el apoyo necesario.

Sentimientos de culpa
Observamos sentimientos de culpa cuando nos damos cuenta de lo que nos hacíamos a nosotros mismos y a los demás durante el periodo en que estábamos enganchados a las drogas. Estos sentimientos de culpa son normales, pero no pueden persistir.

Es importante que nuestros errores nos sirvan de lección para volver a nuestra vida.