miércoles, 4 de junio de 2014

PARRILLA DE REIKI

ARMAR NUESTRA PARRILLA DE REIKI
Para armar la Parrilla necesitamos un mandala o una caja de madera.
Opción I.-  
El Mandala de Reiki Clásico
Un Mandala (con un símbolo energéticamente cargado) que haga de base. 
6 puntas de cuarzo transparente
1 cristal de cuarzo transparente para el centro que puede estar tallado en forma de pirámide, esfera, poliedro platónico, o puede ser una punta pulida de un Cuarzo Maestro.
1 cristal de cuarzo transparente, en bruto o pulido,  que hará de "cristal maestro" y que deberá tener una o dos puntas.
Se utilizará para energetizar el mandala.
Mandala Base

La palabra Mandala proviene del sánscrito y significa círculo.
Pero más allá de su traducción literal, la palabra mandala hace referencia, desde un punto de vista más espiritual, a un centro energético, donde encontramos el equilibrio y donde nos podemos purificar y, que nos ayuda a alcanzar la transformación de la mente.
Los Mandalas  provienen de la India y fueron traídos a occidente por Carl G. Jung, pionero en el estudio de la psique humana.
Los Mandalas son creaciones en las que se combina la geometría y el color (la luz).
Emiten ondas armónicas y una bella energía sutil que se deja sentir en el entorno. Pintar mandalas es una práctica habitual en ciertos tipos de terapia que ayuda a calmar la mente, mantener presente la misma y alcanzar un estado meditativo y de contacto con la Esencia del Ser.
Para realizar el Mandala de Reiki se utiliza como base un mandala con una energía determinada, habitualmente ese mandala es el Antakarana.
El Antakarana es un mandala muy antiguo de sanación y meditación que ha sido utilizado durante siglos en China y en el Tíbet.
Como la mayoría de las prácticas espirituales elevadas, durante mucho tiempo ha estado restringido a unos pocos y ha permanecido oculto para la mayoría. El Antakarana crea una energía puente entre la mente superior y la mente inferior, es decir, es la unión entre el cerebro físico y el Yo Superior.
Es un símbolo multidimensional que actúa, por lo tanto, en diferentes planos al mismo tiempo.
Está formado por tres 7.
El 7 es un número espiritual que represente los 7 colores. del Arcoíris, los 7 Chakras tradicionales, las 7 notas de la escala musical.
Es considerado por algunas prácticas como el número de la Totalidad (Dios creó el mundo en 7 días según la Biblia).
El Antakarana es un símbolo poderoso que emite una frecuencia armonizardora y que produce beneficios con el simple hecho de estar en su presencia.
Es un símbolo que ha adquirido su propia conciencia.
El Antakarana es uno de los elementos que mencionamos al principio no es propio del Reiki en sí mismo, sino que ha sido añadido con posterioridad y poco a poco a las enseñanzas originales sobre el Reiki de Mikao Usui.
6 cuarzos transparentes biterminados
Para crear el Mandala de Reiki se utilizan puntas de cuarzo transparente, que tienen una punta en el extremo.
Los cristales en punta  tienen la propiedad de dirigir la energía.
Se utiliza este tipo de cuarzo para permitir que la energía fluya.
Cuarzo transparente central
Es el cuarzo que se situará en el centro del Mandala de Reiki.
En este caso se nos permite elegir qué tipo de figura geométrica deseamos utilizar. 
Podemos utilizar:
Una esfera de cuarzo que emite energía en todas direcciones de forma armónica. 
Una pirámide que canaliza la energía desde los niveles sutiles al plano físico.
Un poliedro platónico por su geometría sagrada. 
Cristal maestro
Una punta pulida será la que actúe como "cuarzo maestro"
Este "cuarzo maestro" permitirá activar el Mandala de Reiki.
Para ello el cristal ha de ser una punta.
Puedes elegir un cristal en bruto o pulido.
La única diferencia es estética, ya que los dos poseerán las mismas propiedades y servirán al mismo fin.
CARGAR EL MANDALA O PARRILLA DE CRISTALES
Cada uno de los 6 cristales pequeños debes cargarlo 5 minutos con cada uno de los tres símbolos (Poder, Mental, y Distancia) por tanto cada cristal pequeño nos llevará cargarlo 15 minutos
La pirámide o cristal central debes cargarlo 7 minutos con cada uno de los símbolos, en total esto te llevará 21 minutos, el cristal maestro también deberá seguir este proceso.
Una vez que todos los cristales están limpios, colocados en posición y cargados es momento de pedir ayuda a tus guías para que les informes de que estás construyendo un mandala o parrilla  que envíe Reiki las 24 horas del día.
Visualiza una conexión entre los cristales a modo de luz blanca.
Ahora puedes usar el mandala para mandar Reiki a otras personas, situaciones, metas y deseos, escribe las peticiones en un papel con el nombre de la persona a la que va dirigida, donde está esta persona y los símbolos con su nombre en el papel, ponerlo dentro de la caja Reiki.
DEBERAS CARGAR ESTE MANDALA
Carga el cristal maestro durante 10 minutos al día con los tres símbolos Reiki.
Utilizas este cristal maestro para cargar el resto, colócalo sobre el primer cristal, llévalo hacia el centro, y desde allí vas hacia el siguiente cristal en sentido contrario a las agujas del reloj, volviendo al cristal 1, vuelves al centro otra vez, y desde allí vas al cristal 3 girando en sentido contrario de las agujas del reloj y regresando al cristal 2, y así haciendo un recorrido por los 6 cristales haciendo un circuito entero mientras en cada parte repites lo siguiente:
Cargo este mandala con Reiki, para curar, para sanar, para proteger
para armonizar, para equilibrar, etc. con el amor  y la energía universal.
Siempre  dar gracias a Dios a los  maestros guías, ángeles y seres de luz.
Lo anterior es una sugerencia, puedes  utilizar tus propias palabras
Cuando añadas peticiones debajo del mandala las mismas empezarán a recibir Reiki.
Opción II.- caja de madera:

Se arma de la misma forma solo que se pinta o se le aplica en la tapa superior el mandala.