viernes, 23 de junio de 2017

Significado de la flor de la vida y geometría sagrada.


El universo es perfecto, al igual que la flor de la vida, ya que en ella se encuentra “cada fórmula matemática, cada ley de la física, cada armonía en la música, cada forma de vida biológica hasta nuestro propio cuerpo. Contiene cada átomo, cada nivel dimensional, absolutamente todo lo que está dentro de los universos en forma de onda.”
El símbolo de la Flor de la Vida tiene un origen y antigüedad inciertos, algunos aseveran que su procedencia no es de este mundo, pero lo que sí se puede constatar es que fue encontrado en Egipto, en el templo medio de Osirión en la ciudad de Abydos.
También puede ser hallada en las sinagogas antiguas de la Galilea y en Mesada en Israel, así como en algunos templos de Japón y China.
La Flor de la Vida es considerada un símbolo sagrado por diversas culturas, representa la conexión de toda la vida y el espíritu dentro del universo que se vincula con el Todo; representa unidad, infinidad y divinidad. 
El símbolo contiene un valor antiquísimo y religioso que está asociado a las formas fundamentales del tiempo y del espacio, por ello es considerado un símbolo de la geometría sagrada, la cual es un concepto del gnosticismo y del esoterismo que plantea la creencia básica de que existe cierta relación entre las matemáticas y la espiritualidad, Dios y diversas concepciones místicas.
Estas últimas al ser comprendidas por el hombre, se pueden llegar a una evolución de la conciencia y de la apertura del corazón, considerados como el paso siguiente en el proceso evolutivo de la humanidad.
La Flor de la Vida es una expresión visual de las conexiones que tiene la vida con los seres humanos y donde incluso se encuentra la información básica de todos los seres vivos (Registro Akáshicos).
Este símbolo fue llamado así por que simboliza un árbol que contiene una flor la cual a su vez contiene una semilla, la cual a su vez contiene al árbol.
La flor contiene dentro de sí la imagen de la semilla.
La parte de la flor de la vida que es la semilla de la vida, es el círculo central, a su vez los seis círculos alrededor de ella.
El símbolo está compuesto por 18 círculos concéntricos en donde se encuentran todos los bloques de construcción del universo y en la cual se basan los patrones del Árbol de la Vida, la Fruta de la Vida, la Semilla de la Vida, entre otros, encontrados en culturas como la egipcia y la Celta Medieval.
La Flor de la Vida se compone de varios círculos superpuestos uniformemente dispuestos.
Cuenta con siete o más círculo del mismo diámetro intersecándose que se superponen de manera que el centro de cada círculo se encuentra en la circunferencia de 6 círculos próximos.
Los círculos circundantes pueden que no estén completamente dibujados y por lo tanto, la Flor de la Vida está compuesta de círculos y arcos lentes.
Se supone que la figura es un símbolo de la geometría sagrada que es una representación sagrada de las formas fundamentales del tiempo y el espacio.
Se cree que contienen los bloques de construcción de la vida en el universo y representa la fuente de toda vida, así como su interconectividad.
Varias figuras y patrones como la Semilla de la Vida, el Huevo de la Vida, Árbol de la Vida, el Fruto de la Vida, los Sólidos Platónicos, el Cubo de Metatron, la Media Áurea, etc. se afirman que han sido derivadas de la Flor de la Vida y que todas estas figuras representan las específicas creencias espirituales.
La flor de la vida contiene toda la información sobre nosotros, sobre quiénes somos, sobre nuestro origen, sobre lo que verdaderamente somos.
Todas las formas de vida tienen campos de energía alrededor del cuerpo que se acoplan a esta geometría.
Cuando activamos estos campos de energía en forma concreta, se crean campos de fuerza energética que podemos usar para viajar entre dimensiones y "ascender".
Activa el positivismo, la concentración, el control y orientación de nuestra voluntad, desarrolla la tranquilidad interna y el agradecimiento por la vida.
El símbolo de la flor de la vida, fue llamado así por que simboliza un árbol que contiene una flor la cual a su vez contiene una semilla, la cual a su vez contiene al árbol.
La flor debe contener dentro de sí la imagen de la semilla.
La parte de la flor de la vida que es la semilla de la vida, es el círculo central, como también los seis círculos alrededor de ella.
El árbol de la vida tiene 12 puntos y no 10 existen  2 puntos más, uno arriba y otro abajo.
Cuando se superponen las imágenes del árbol de la vida y la semilla de la vida se encuentran contenidas encajando como una llave.
El patrón geométrico que forman 19 círculos entrelazados e insertados a su vez dentro de una esfera es la flor de la vida.
Al dibujar 13 círculos saliendo de la flor, se descubre el patrón más importante y sagrado en el universo; es la fuente de todo lo que existe, se denomina el "fruto de la vida".
Idéntica también a la estructura celular de la división del embrión.
Esta misma estructura al desarrollarse, crea el cuerpo humano y todos los sistemas de energías.
Contiene 13 sistemas informativos, explicando éstos aspectos de la realidad, dando acceso a todo lo que va desde el cuerpo humano hasta la galaxia.
Al conectar los 13 círculos se forma el "Cubo Metatron".
Dentro de éste hay 5 formas tridimensionales, son los " Sólidos Platónicos", éstos y todas sus combinaciones crean todas las estructuras posibles en el universo. 
El árbol de la Vida
Importante símbolo del judaísmo y principal herramienta de la Cábala, expresa las etapas del descenso de la Luz para la creación del Universo (llamadas Sefirots) vinculadas cada una de ellas a un estado de conciencia cósmica y de evolución.
La fruta de la Vida                                       
Es un motivo realizado solamente con base en círculos y usado para dibujar los sólidos platónicos o pitagóricos.
La Semilla de la Vida
De forma similar a la Flor de la Vida, pero más simple.
El huevo de la Vida
Está constituido de esferas que se derivan de la semilla de la vida, tiene relación con las etapas de división de la mórula del embrión animal y con la creación del mundo en siete días, de acuerdo a la Biblia.
Los sólidos platónicos
Llamados así por Platón en donde menciona que existen cinco sólidos tridimensionales de aristas, ángulos y caras iguales que son: el tetraedro (que representa al fuego), el cubo (la Tierra), el octaedro (el aire), el icosaedro (el agua) y el dodecaedro, combinación última con la cual Dios se sirvió para trazar los planos del universo.
Se les considera la base estructural de la vida y de las obras de creación humana.
Lo cierto es que, si nos paramos a pensar, la flor de la vida ha estado presente en distintas culturas a lo largo del tiempo, ellos sabían que este símbolo sagrado era el precursor de la geometría sagrada, es decir, el número áureo, la proporción divina o el número de oro.
La vertiente divina crea, expande y desarrolla absolutamente toda manifestación de vida en el infinito universal.

Todo es, existe y nacerá a partir de esta Matriz Divina.