domingo, 15 de enero de 2017

La Historia y el propósito de las Esencias Florales. Las Flores de Bush



Las esencias florales tienen una larga historia, que se extiende a muchas culturas. Incluso antes de la época de Cristo fueron utilizadas para la salud y la sanación, de hecho, un cierto número de libros afirma que las esencias florales fueron ampliamente utilizadas en las antiguas civilizaciones esotéricas llamadas Lemuria y Atlantis.
Los aborígenes australianos extrajeron los efectos benéficos de las esencias florales comiendo las flores enteras.
El uso de una flor con propósitos terapéuticos siempre era contemplado por parte de los aborígenes como un rito placentero.
Sin duda sabían de muchas flores que podían ser utilizadas para resolver desequilibrios emocionales específicos.
Cierto número de otras culturas, incluyendo la egipcia, la malaya y la africana, utilizaban las flores para tratar estados y desequilibrios emocionales.
Las Flores de Bush es un sistema terapéutico floral de  esencias madres mas las combinaciones, prodigadas con la fuerza de una tierra muy especial, Australia, donde crecen las especies más antiguas del planeta y el número más alto de plantas que florecen.
Un misterio que explica por qué en esta tierra la terapéutica floral existe desde tiempos inmemoriales.Hoy en día, la contaminación ambiental en Australia es de las más bajas del mundo.
El Dr. lan White, fue su creador. Homeópata y Naturópata, criado en el «BUSH» australiano (monte de arbustos), creció en Australia. Cuando era niño, tanto su abuela como su madre, se especializaron en el uso de plantas de Australia aprendiendo su profundo conocimiento que señala la curación. Aprendió un profundo respeto por la naturaleza a través de su herencia y pasó a convertirse en un profesional y un trabajador pionero en la investigación y la recuperación.
Australia es la tierra más antigua del mundo y el mayor número de plantas con flores se exhiben con gran belleza y fuerza fundamentó su trabajo en la larga tradición de los aborígenes australianos, que desarrolló siguiendo la línea del Dr. Bach, y contando con una naturaleza irrepetible.
Actualmente, su investigación evoluciona acorde con las nuevas necesidades del hombre.
Las Esencias florales Bush de Australia ayudan a eliminar cualquier tipo de bloqueo, sea este emocional o espiritual. Cuando la enfermedad física se hace visible, nos está indicando que existe un desequilibrio no tratado en el plano emocional o espiritual.
Hace tiempo que es sabido por terapeutas de diferentes disciplinas que las emociones tienen un fuerte impacto sobre partes concretas del cuerpo, como, por ejemplo, la pena y la tristeza está asociada a los pulmones, la rabia al hígado y el miedo a los riñones.
Las Esencias Bush estimulan la sanación y devuelven el bienestar al liberar y transmutar las emociones o pensamientos negativos y convertirlos en emociones y pensamientos positivos, como el amor, la alegría por vivir, la compasión, etc.
Si estás en una fase de cambios, sientes que estás viviendo en contra de tu naturaleza interior; si te sientes angustiado o depresivo, si tienes algún tipo de trauma, problema, miedo o ganas de que tu vida cambie para mejor, las Esencias Bush te ayudarán a tratar estos bloqueos, a ser más consciente de lo que necesita tu alma, a entender ciertos sentimientos y sobre todo a recuperarte más rápidamente y a salir de este bucle.
Con las Esencias Bush podemos tratar y resolver la causa de un problema porque van al origen, no solo sanan los síntomas si no que van más allá.
Los niños y las niñas al igual que los adultos se pueden beneficiar de los efectos de las Esencias Bush, ya que son completamente inocuas; trabajan a un nivel vibracional, eso significa que las esencias llevan las frecuencias de las flores, cada flor tiene una frecuencia de resonancia concreta y casa con la frecuencia de la emoción que trata, de esta manera la emoción queda equilibrada.
Con las esencias no existe ningún peligro de sobredosis, ni de alergias, ni de toxinas, hasta un bebé puede tomarlas.
Los niños y las niñas son muy reactivos a este tipo de tratamientos, ya que ellos no tienen tantos filtros ni bloqueos como los adultos, gracias a las Esencias Bush podemos hacerles la vida más plácida y sencilla amoldando cada esencia a cada cambio del pequeño.
Cuando un niño o niña “no se porta bien”, no es porque sea travieso o por que tenga maldad, el origen siempre es otro: es muy posible que esté imitando a alguien, o haya adquirido un patrón de comportamiento que no le corresponde, o simplemente está llamando la atención de un adulto por falta de apoyo, o incluso que este pequeño o pequeña no se sienta bien consigo mismo.
También puede ocurrir que nuestros hijos tengan terrores nocturnos o que todavía se hagan pis en la cama, o que tengan una necesidad de movimiento exagerada y no se puedan concentrar en la escuela, que se encierren en sí mismos y no sepan relacionarse con los demás compañeros.
Siempre existen circunstancias externas que pueden influir negativamente en la vida de nuestros hijos, es parte de su evolución personal, y no todos saben gestionar correctamente estos cambios; con las Esencias Bush podemos lograr una mejor adaptación a los cambios, eliminar los bloqueos que les están perjudicando y sanar las emociones negativas que no les permiten ser todo lo felices que se merecen.
Las flores son muy importantes en el proceso de sanación debido a que son naturales y no tienen ningún tipo de efecto secundario.
Trabajan en forma preventiva.
Entonces si pudiéramos trabajar sobre aspectos emocionales y espirituales no tendríamos desequilibrios físicos.


Mientras podamos trabajar todas nuestras frustraciones o enojos y todas las cosas que nos hacen mal, esto nos va a llevar a tener un mejor planeta.