jueves, 13 de abril de 2017

Mensajes del agua.Autor Dr. Masaru Emoto

El Científico Japonés El Dr. Masaru Emoto lleva años estudiando el agua, y gracias a su investigación ha creado un método innovador para capturar la esencia del agua, basándose en su trabajo ha publicado unos libros llamados “Mensajes del Agua” y “Mensajes Ocultos del Agua” basados en una serie de fotografías que le han dado la vuelta al mundo.

El Dr. Emoto en 1994 descubrió que el poder del agua va más allá de lo que todos nos imaginábamos, demostró que los pensamientos, las palabras, la voz, las emociones y la música, eran capaces de cambiar la estructura molecular del agua y como puede esto influir en nuestra vida.
El Dr. Emoto recogió muestras de agua de represas, grifos y manantiales de diferentes partes del mundo como en Tokio, Londres, Paris, Nueva York, Vancouver, Argentina y Brasil, para después someterlas a diferentes estímulos (palabras, pensamientos y música) y congelar posteriormente algunas gotas de esa agua estimulada, las examinó bajo el poder de un ultramicroscopio y las fotografió, los resultados fueron sorprendentes.
Por ejemplo, si el agua que se congelaba se le pegaban etiquetas con mensajes positivos o música clásica la fotografía que se obtenía eran de cristales blancos de apariencia hermosa y casi perfectos, en cambio si el agua que se congelaba se exponía previamente a etiquetas con mensajes negativos o música Heavy Metal, se obtenían fotografías donde no se veía cristales o por el contrario cristales con formas distorsionadas y desagradables a la vista en los cuales predominaba los colores oscuros.
Este hallazgo se hizo increíble al comprobar que las palabras y pensamientos dirigidos hacia un volumen de agua a punto de congelar influirían sobre la forma de los cristales de hielo resultantes.
Según Emoto, la apariencia estética de los cristales dependería de si las palabras o pensamientos sean positivos o negativos.
El Dr. Emoto considera que el pensamiento o la intensión son el producto del cambio molecular del agua, sin embargo aún se desconoce la ciencia de como el pensamiento afecta en realidad a las moléculas del agua, lo cual resulta interesante si tenemos en cuenta que más del 60% de nuestro cuerpo es agua.


https://youtu.be/7yutLIPeNjQ