viernes, 5 de agosto de 2016

El cuerpo habla lo que la boca calla. Dime que te duele y sabrás porque.

Dime que te duele y te diré porque?

El cuerpo, como todo en la vida, es un espejo de nuestras ideas y creencias. El cuerpo está siempre hablándonos; sólo falta que nos molestemos en escucharlo.
Cada célula de su cuerpo responde a cada una de las cosas que usted piensa y a cada palabra que dice.
Cuando un modo de hablar y de pensar se hace continuo, termina expresándose en comportamientos y posturas corporales, en formas de estar y de mal estar.
La persona que tiene continuamente un gesto ceñudo no se lo creó teniendo ideas alegres ni sentimientos de amor.
La cara y el cuerpo de los ancianos muestran con toda claridad la forma en que han pensado durante toda una vida.
¿Qué cara tendrá usted a los ochenta años? El sufrimiento físico nos da una pista sobre cuál es el dominio de la vida en que nos sentimos culpables.
El grado de daño físico nos permite saber hasta qué punto era severo el castigo que necesitábamos, y a cuánto tiempo debíamos estar sentenciados.
·        Los oídos representan la capacidad de oír. Cuando hay problemas con los oídos, eso suele significar que a uno le está pasando algo de lo que no se quiere enterar. El dolor de oídos indica que lo que se oye provoca enfado.
·        Los ojos representan la capacidad de ver, y cuando tenemos problemas con ellos eso significa, generalmente, que hay algo que no queremos ver, ya sea en nosotros o en la vida, pasada, presente o futura. ¿No estará usted negando algo que sucede en su presente? ¿Qué es lo que no quiere enfrentar? ¿Tiene miedo de contemplar el presente o el futuro? Si pudiera ver con claridad, ¿qué vería que ahora no ve? ¿Puede ver lo que está haciéndose a sí mismo?. Sería interesante considerar estas preguntas.
·        Los dolores de cabeza provienen del hecho de desautorizarnos a nosotros mismos. La próxima vez que le duela la cabeza, deténgase a pensar cómo y cuándo ha sido injusto con usted mismo. Perdónese, no piense más en el asunto, y el color de cabeza volverá a disolverse en la nada de donde salió.
·        Las migrañas o jaquecas se las crean las personas que quieren ser perfectas y que se imponen a sí mismas una presión excesiva. En ellas está en juego una intensa cólera reprimida. Es interesante señalar que casi siempre una migraña se puede aliviar masturbándose, si uno lo hace tan pronto como el dolor se inicia. La descarga sexual disuelve la tensión y, por lo tanto, el dolor. Tal vez a usted no le apetezca masturbarse en ese momento, pero vale la pena probarlo. No se pierde nada.
·        El cuello y la garganta son fascinantes porque es mucho lo que pasa en esa zona. El cuello representa la capacidad de ser flexibles en nuestra manera de pensar, de ver los diversos aspectos de una cuestión y de aceptar que otras personas tengan puntos de vista diferentes. Cuando hay problemas con el cuello, generalmente significan que nos hemos «atrincherado» en nuestro concepto de una situación.
·        La garganta representa nuestra capacidad de defendernos verbalmente, de pedir lo que queremos, de decir yo soy, etcétera. Cuando tenemos problemas con ella, eso significa generalmente que no nos sentimos con derecho a hacer esas cosas. Nos sentimos inadecuados para hacernos valer. El dolor de garganta es siempre enfado. Si además hay un resfriado, existe también confusión mental. La laringitis significa generalmente que uno está tan enojado que no puede hablar. La amigdalitis y los problemas tiroideos no son más que creatividad frustrada, incapaz de expresarse.
·        El corazón representa el amor, y la sangre el júbilo. El corazón es la bomba que, con amor, hace que el júbilo circule por nuestras venas. Cuando nos privamos del amor y el júbilo, el corazón se encoge y se enfría, y como resultado, la circulación se hace perezosa y vamos camino de la anemia, la angina de pecho y los ataques cardíacos. Pero el corazón no nos «ataca». Somos nosotros los que nos enredamos hasta tal punto en los dramas que nos creamos que con frecuencia dejamos de prestar atención a las pequeñas alegrías que nos rodean. Nos pasamos años expulsando del corazón todo el júbilo, hasta que, literalmente, el dolor lo destroza. La gente que sufre ataques cardíacos nunca es gente alegre. Si no se toma el tiempo de apreciar los placeres de la vida, lo que hace es prepararse un «ataque al corazón».
·        El estómago se lo traga todo, digiere las ideas y experiencias nuevas que tenemos. ¿Qué (o quién) es lo que usted no puede tragar? ¿Y lo que le revuelve el estómago? Cuando hay problemas de estómago, eso significa generalmente que no sabemos cómo asimilar las nuevas experiencias: tenemos miedo.
·        Las úlceras no son más que miedo, un miedo tremendo de «no servir para». Tenemos miedo de no ser lo que quieren nuestros padres o de no contentar a nuestro jefe. No podemos tragarnos tal como somos, y nos desgarramos las entrañas tratando de complacer a los demás. Por más importante que sea nuestro trabajo, interiormente nuestra autoestima es bajísima, y constantemente nos acecha el miedo de que «nos descubran». En este punto, la respuesta es el amor. La gente que se aprueba y se ama a sí misma jamás tiene úlceras. Sea dulce y bondadoso con el niño que lleva dentro, y ofrézcale todo el apoyo y estímulo que usted necesitaba cuando era pequeño.
·         El colon representa nuestra capacidad de soltar y liberar aquello que ya no necesitamos. Para adaptarse al ritmo perfecto del fluir de la vida, el cuerpo necesita un equilibrio entre ingesta, asimilación y eliminación. Y lo único que bloquea la eliminación de lo viejo son nuestros miedos. Aunque las personas estreñidas no sean realmente mezquinas, generalmente no confían en que siempre vaya a haber lo suficiente. Se aferran a relaciones antiguas que las hacen sufrir, no se animan a deshacerse de prendas que guardan desde hace años en el armario por temor a necesitarlas algún día, permanecen en un trabajo que las limita o no se permiten jamás ningún placer porque tienen que ahorrar para cuando vengan días malos. ¿Acaso revolvemos la basura de anoche para encontrar la comida de hoy? Aprendamos a confiar en que el proceso de la vida nos traerá siempre lo que necesitemos.
·        En la vida, las piernas son lo que nos lleva hacia adelante. Los problemas en las piernas suelen indicar un miedo a avanzar o una renuncia a seguir andando en cierta dirección. Corremos, nos arrastramos, andamos como pisando huevos, se nos aflojan las rodillas, somos patituertos o patizambos y nos quedamos patitiesos. Y además, tenemos los muslos enormes, coléricamente engrosados por la celulitis, llenos de resentimientos infantiles. Con frecuencia, no querer hacer algo produce algún problema menor en las piernas. Las venas varicosas significan que nos mantenemos en un trabajo o en otro lugar que nos enferma. Las venas pierden su capacidad de transportar alegría. Pregúntese si está marchando en la dirección en que quiere ir.
·        Las rodillas, como el cuello, se relacionan con la flexibilidad, sólo que ellas hablan de inclinarse y de ser orgulloso, del yo y de la obstinación. Con frecuencia, cuando avanzamos, nos da miedo inclinarnos y nos ponemos tiesos. Y eso vuelve rígidas las articulaciones. Queremos avanzar, pero no cambiar nuestra manera de ser. Por eso las rodillas tardan tanto en curarse, porque está en juego nuestro yo. El tobillo también es una articulación, pero si se daña puede curarse con bastante rapidez. Las rodillas tardan porque en ellas están en juego nuestro orgullo y nuestra auto-justificación. La próxima vez que tenga algún problema con las rodillas, pregúntese de qué está justificándose, ante qué está negándose a inclinarse. Renuncie a su obstinación y aflójese. La vida es fluencia y movimiento, y para estar cómodos debemos ser flexibles y fluir con ella. Un sauce se dobla y se mece y ondula con el viento, y está siempre lleno de gracia y en armonía con la vida.

·        Los accidentes son expresiones de cólera, que indican una acumulación de frustraciones en alguien que no se siente libre para expresarse o para hacerse valer. Indican también rebelión contra la autoridad. Nos enfurecemos tanto que queremos golpear a alguien y, en cambio, los golpeados somos nosotros. Cuando nos enojamos con nosotros mismos, cuando nos sentimos culpables, cuando tenemos la necesidad de castigarnos, un accidente es una forma estupenda de conseguirlo. Puede que nos resulte difícil creerlo, pero los accidentes los provocamos nosotros; no somos víctimas desvalidas de un capricho del destino. Un accidente nos permite recurrir a otros para que se compadezcan y nos ayuden al mismo tiempo que curan y atienden nuestras heridas. Con frecuencia también tenemos que hacer reposo en cama, a veces durante largo tiempo, y soportar el dolor.
Fuente: Usted puede sanar su vida el libro de Louise Hay

lunes, 25 de julio de 2016

FILOSOFIA HUNA. LOS 7 PRINCIPIOS DE LA FILOSOFÍA HUNA

Huna es el conocimiento ancestral de la tradición hawaiana.
Es una forma de chamanismo basada en el conocimiento  de la mente y la realidad energética del mundo.
Huna significa "conocimiento secreto", en el sentido del aspecto invisible de las cosas, o "lo que no se ve a simple vista".
Es también un sistema de sanación, de transformación y de crecimiento, que abarca una cosmovisión, principios filosóficos y una concepción particular del ser humano.
Se puede aplicar en todos los  ámbitos geográficos, actividades o áreas de la vida, puesto que esta disciplina se basa en perspectivas y procedimientos que nos pueden guiar en todas nuestras experiencias. 
El objetivo básico de este sistema es el de desarrollar nuestros propósitos, armonizar nuestras relaciones con nosotros mismos, los demás, el medio ambiente y las circunstancias e integrar el aspecto espiritual en nuestra vida cotidiana.
El sistema Huna sigue el camino del Pacificador, o del Aventurero.
Desde tiempo inmemorial, existen básicamente dos caminos vitales, ambos válidos y efectivos: “el del guerrero” (ampliamente difundido en el mundo) y “el del pacificador” (poco difundido).
La diferencia esencial entre ambos es que el primero lucha contra la dificultad, mientras que el segundo, vitaliza lo que quiere lograr.
En este sentido, la filosofía Huna sostiene que los medios influyen en los fines; debido a ello prefiere utilizar medios armónicos, para lograr fines armoniosos.
1. El mundo es lo que tú crees que es: Es la base de huna.
Este principio afirma que tú eres quien creas tu propia experiencia personal de la realidad.
Al cambiar tu mentalidad, puedes cambiar el mundo.
2. No hay límites: No existen verdaderos límites entre tú y tu cuerpo. Tú y los demás, o incluso tú y Dios.
Las divisiones que generalmente aceptamos son restricciones arbitrarias adoptadas por una conciencia limitada.
3. La energía fluye hacia donde se dirige la atención: Cuando les das vueltas a determinados pensamientos y sentimientos, escribes la línea argumental de tu vida.
La capacidad de centrarte es el combustible de tus percepciones negativas o positivas, Así, que por ejemplo, no le des a una persona que te ha ignorado el poder de arruinarte el día al no dejar de darle vueltas al incidente.
4. Ahora es el momento: En este momento, ninguna experiencia te entorpece, ni tienes obligación futura.
En el presente tienes el poder de cambiar los pensamientos limitadores y plantar de forma consciente las semillas para un futuro a tu elección. Al cambiar tu mentalidad, cambias tus experiencias.
 5. Amar es ser feliz con: La gente existe gracias al amor, y aceptar esto te permite existir en un estado de felicidad y respecto a quién eres ahora y en quien te convertirás en el futuro.
6. Todo el poder proviene del interior: Si quieres cambiar tu realidad, no puedes quedarte esperando una intervención divina.
Depende de ti modificar tu existencia. Ninguna otra persona puede tener poder sobre ti o sobre tu destino, a no ser que tú decidas dejarlo a él o a ella tenerlo.
Para algunos, esto supone que es el momento de dejar de culpar a amigos, familiares, al trabajo o a la sociedad por impedirles alcanzar el éxito social y comenzar a aceptar su propia responsabilidad.
7. La efectividad es la medida de la verdad: Si te sientas en un juzgado te darás cuenta de que hay muchas versiones de la verdad.
En un Universo infinito, no existe la verdad absoluta, tan solo una verdad efectiva a un nivel de conciencia individual.
Dicho de forma simple: haz aquello que te funcione.


viernes, 15 de julio de 2016

Auriculoterapia que es y para que se aplica?

La auriculoterapia proviene etimológicamente del griego terapia que significa curar y del latín aurícula que quiere decir oreja,
Es una práctica terapéutica con más de 2000 años de antigüedad, cuyo origen más conocido parte de la medicina tradicional China, vinculada a la acupuntura. Se basa en la Medicina Tradicional China (MTCh).
Sin embargo, se han encontrado datos que confirman que en el antiguo Egipto, Grecia, Roma y la antigua Persia, también se hacía uso de esta técnica mediante la estimulación de la aurícula para tratar ciertas patologías
La auriculoterapia consiste en estimular los puntos reflejos que hay en la oreja, de forma que este estímulo active el sistema nervioso, y, mediante la vía refleja que une cada punto de la oreja con su parte del cuerpo correspondiente, se produzca una respuesta en la cual, el organismo utilizará sus propios recursos para recuperar el equilibrio y la salud.
Según los puntos estimulados, la respuesta generada tendrá un efecto tanto a nivel físico, como orgánico, emocional y/o energético.
La estimulación se puede realizar de varias formas: masajeando la zona, pinchando con agujas, colocando semillas, bolitas, chinchetas o por estímulo eléctrico, entre otros.
La identificación de los puntos se realiza mediante un localizador de puntos.
Se sabe que un punto está desequilibrado cuando, al contacto con el localizador, se produce un dolor en ese punto o zona.
El francés Dr. Paul Nogier entre 1954 y 1956 fue el primero en crear una cartografía detallada del pabellón auricular, la podríamos  definir como una técnica que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de enfermedades a través de la estimulación de puntos energéticos ubicados en el pabellón auricular.
Este método de tratamiento es un microsistema de acupuntura por medio del cual se diagnostican y tratan diversas enfermedades y consiste en la estimulación de terminaciones nerviosas que se encuentran en el oído y le conectan con el resto del cuerpo, por lo que al ser estimulada una parte de la oreja tendrá un efecto en la parte del organismo relacionada con dicha zona.
Está basada en la idea de que la oreja es una representación completa del resto del cuerpo.
En la oreja se refleja una imagen parecida a la de un feto “in útero”. El feto está orientado cabeza abajo, a nivel de su lóbulo.
Esta forma funciona en la teoría de la Medicina china como el “espejo” de todo el cuerpo.
La auriculoterapia puede utilizarse para el tratamiento tanto de enfermedades agudas como crónicas, permite utilizar estímulos semipermanentes y, además, tiene generalmente rápidos  resultados.
Muchos años de investigación han dado origen a un mapa auricular fiable que contempla aproximadamente 200 puntos asociados a enfermedades, dolores, órganos y sus funciones.
A través de los siglos y con una concepción cosmogónica del Universo, los chinos desarrollaron esta antigua ciencia que hoy día se halla en un proceso de expansión y de aceptación en los niveles Universitarios en varios lugares del mundo.
Entre los años 80 y principios de los 90, la Organización Mundial de la Salud mantuvo diversas reuniones y conferencias a fin de estandarizar los nombres de los puntos de la auriculoterapia según las cartografías china y europeas, a partir de ahí  esta  técnica es reconocida y aprobada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) que se aplica con suma eficacia para el tratamiento de: Estrés, Obesidad. Tabaquismo, Adicciones en general, Sedante de dolores agudos, Insomnio, Ansiedad, Depresión, Problemas digestivos, Asma, Estados alérgicos en general, y muchas dolencias más.
Está contraindicada en todos los casos en que esté afectada la oreja por quemaduras, cortes, úlceras o eczemas y en los embarazos, no se deben estimular los puntos hormonalmente activos.
El tratamiento tiene nulo o escaso resultado después de realizar un gran esfuerzo físico o mental; por este mismo motivo, no se recomienda realizarlo a personas que tomen altas dosis de psicofármacos, tengan enfermedades hereditarias o trastornos degenerativos, esquizofrenia, depresión endógena, anemias, principios de apendicitis, enfermedades contagiosas y de transmisión sexual y, por último, enfermedades que afecten a la médula espinal.



sábado, 18 de junio de 2016

Los mandalas para la concentración y activación de la energía positiva


La palabra Mandala significa círculo en sánscrito, y podemos definirla como “círculo encantado” o “círculo mágico”.
Si observamos, vemos que el  Universo  está organizado de forma circular y alrededor de un centro que se encuentra en interrelación permanente. Es así como, análogamente con la Naturaleza e inspirados en ella, los Mandalas acompañan al hombre desde tiempos inmemoriales y están presentes en las diferentes culturas, son utilizados desde tiempos remotos. Tienen su origen en la India y se propagaron en las culturas orientales, en las indígenas de América y en los aborígenes de Australia.
Las tribus primitivas los usaban para armonizar mente y alma.
En la cultura occidental, fue Carl G. Jung, quien los utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos.
Jung solía interpretar sus sueños dibujando un mandala diariamente, en esta actividad descubrió la relación que éstos tenían con su centro y a partir de allí elaboró una teoría sobre la estructura de la psique humana.
Jung observó que en el mandala, todo remitía a un punto central único e interpretó que el objetivo del desarrollo psíquico era “el camino hacia el centro, hacia la individuación”.
La estructura circular del mandala simboliza el Ser Propio o Sí Mismo, la totalidad consciente e inconsciente del individuo.
Al representar la totalidad de nuestro ser, el mandala trabaja sobre la integridad yoica, la fortaleza e integración de toda nuestra personalidad
Al  observarlos, pintarlos o meditar con ellos, podemos entrar en un camino mágico y de sabiduría, que nos lleva de regreso a quienes somos realmente y también nos ayuda a conectarnos con el Universo del cual formamos parte.
Es un símbolo de sanación, totalidad, unión, integración, el absoluto.
Un mándala es básicamente un círculo, es la forma perfecta, y por ello nos representa el símbolo del cosmos y de la eternidad.
Nos representa la creación, el mundo, el dios, el ser humano, la vida. Podríamos decir que todo en nuestra vida posee las formas del círculo. Desde el universo (el sol, la luna, los planetas) hasta el esquema de toda nuestra naturaleza, los árboles, las flores, etc. todos siguen una línea circular. ¿Y qué decir del átomo o la célula? Todo lo que nos rodea tiene la forma de círculo.
Que al mismo tiempo nos representan los ciclos infinitos de la vida.
Y si observamos nuestro cuerpo, nos daremos cuenta que todas nuestras formas son redondeadas, esto nos recuerda que somos sistemas dentro de sistemas, pertenecemos al Absoluto y el Absoluto está en nosotros.
Para los budistas, su función es la meditación. No obstante, el proceso más importante para ellos es la “creación” de éstos por ser un camino “recorrido” que muestra las vivencias del momento de quien lo diseña y siendo la vía de conexión entre el hombre y la divinidad, tanto en el proceso de creación,  al tenerlo para observación o como adorno.
Desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente de quien medita en ellos.
Los mándalas han sido usados por los grupos espirituales desde hace mucho tiempo atrás. Caminar, danzar, observa, o dibujar mándalas puede ayudar a curar la fragmentación psíquica y espiritual, también nos ayuda a manifestar nuestra energía creativa y a reconectarnos con nuestro Ser.
Un mándala puede variar en color y diseño, pero básicamente se conforma de un centro y los cuatro puntos cardinales.
Cuando nosotros trabajamos con los mándalas, es decir, si los dibujamos, si los pintamos, si caminamos sobre ellos etc. esto puede asemejar un viaje hacia nuestra esencia, iluminando zonas del camino que hasta entonces habían permanecido obscuras y hasta ese momento ocultas, permitiendo que brote la sabiduría de nuestro inconsciente.
Para qué son útiles? Los mándalas son útiles para la concentración, activación de la energía positiva, energetización de lugares, meditación profunda para elevar el nivel de conciencia, expandir la capacidad de la mente y la memoria
Dentro de una casa mejora la captación de energía y crea un ambiente de armonía y balance, también nos sirve para transmutar la energía negativa en positiva.
En el negocio atraerá la abundancia y prosperidad.
Para la salud, nos protegerá de las energías negativas del entorno.
Los mándalas pueden ayudarte en el equilibrio de los chakras, en ese caso habrá que elegir el color adecuado dependiendo de la cualidad que se quiere trabajar.
El mándala enviará impulsos a la mente interna llegando a los receptores del cerebro en donde se procesará y se obtendrá una reacción.
Son muchos los beneficios que podemos tomar de un mándala, lo mínimo que puede hacer por nosotros es ayudarnos a centrarnos cuando sufrimos de alguna alteración nerviosa, nos ayuda a relajarnos y a encontrar la paz en medio de las dificultades y eso en medio de un mundo tan complejo y conflictivo
Formas y su significado:
Círculo: lejanía pero también seguridad, lo absoluto y el verdadero “yo”.
Cuadrado: equilibrio y estabilidad.
Triángulo: relacionado con el agua, la transformación y vitalidad.
Espiral: energías curativas
Cruz: símbolo de decisiones y se relaciona con los puntos cardinales.
Corazón: la unión, el amor, la felicidad.
La estrella: relacionada con la libertad y espiritualidad.

Pentágono: representa los símbolos de la tierra, agua y fuego, así como la forma del cuerpo humano.
Hexágono: equilibrio y unión de los contrarios.
Mariposa: relacionada con la transformación, muerte y la auto renovación del alma.
Laberinto: confusión, autorreflexión y la búsqueda del centro de uno mismo.
Significado de los colores:  
Negro: relacionado con la tristeza, la muerte, lo profundo, la ignorancia y el misterio.
Blanco: purificación, iluminación. Es el color de la perfección. De la nada o el todo por hacer.
Verde: relacionado con la naturaleza, esperanza, crecimiento, felicidad y libertad.
Azul: paz, alegría, serenidad y satisfacción.
Gris: calma, espera, neutralidad, sabiduría y renovación.
Rojo: energía pura vital, pasión y sensualidad.
Naranja: energía, dinamismo, ternura, valor y ambición.
Amarillo: simpatía, color del sol y la luz.
Rosado: altruismo, dulzura, paciencia. 
Morado: contemplación, amor al prójimo. Idealismo y sabiduría.
Violeta: transformación, magia, espiritualidad e inspiración.
Plateado: capacidades psíquicas, emociones fluctuantes.
Dorado: sabiduría y lucidez.
Los mándalas y su relación con los chakras:
Rojo, Primer Chakra. Es el color del amor, la pasión, la sensualidad, la fuerza, resistencia, independencia, conquista, impulsividad, ira, y odio.
Impulsa la fuerza vital a todo el cuerpo. Incrementa la confianza y seguridad en sí mismo, permite controlar la agresividad y evitar querer dominar a los demás.
En el aspecto físico proyecta energía la parte inferior del cuerpo, suministra fuerza a los órganos reproductores.
Esencia de supervivencia.
Naranja, Segundo Chakra. Energía, optimismo, ambición, actividad, valor, confianza en si mismo, afán de prestigio, frivolidad.
Fomenta la tolerancia para socializar y proyectarse con toda la gente. Incrementa la autoestima, ayuda a enfrentar todos los retos para la evolución de la persona.
Enseña a utilizar los éxitos o fracasos como experiencias y aprendizajes. Propicia energía positiva para llevar a cabo los proyectos o las metas.
En el aspecto físico proyecta energía al intestino delgado y colon, todos los procesos metabólicos y los ganglios linfáticos inferiores.
Amarillo, Tercer Chakra. Es la luz, el sol, alegría entendimiento, liberación, crecimiento, sabiduría, fantasía, anhelo de libertad, envidia, superficialidad. Ayuda liberar los miedos internos.
Permite manejar con balance el ego, las desilusiones, todo lo que afecta emocionalmente.
Ayuda a canalizar mejor la intelectualidad.
En el aspecto físico proyecta energía al aparato digestivo, hígado, vesícula, páncreas, bazo y riñones.
Verde Cuarto Chakra. Equilibrio, crecimiento, esperanza, perseverancia, voluntad, curación, integridad, bienestar, tenacidad, prestigio.
Falta de sinceridad, ambición, poder.
Proyecta tranquilidad y balance en lo sentimental. Permite expresar los sentimientos más libremente.
Expande el amor interno hacia uno mismo y los demás.
Ayuda a liberarse del apego a las posesiones o las falsas excusas. Es el filtro del equilibrio en todo el cuerpo. Ayuda a controlar el sentido de posesión y los celos.
En el aspecto físico, proyecta energía vital al sistema circulatorio, cardiovascular, corazón.
Azul Quinto Chakra. Calma, paz, serenidad, seguridad, aburrimiento, paralización ingenuidad, vacío. Ayuda a exteriorizar lo que se lleva por dentro, permitiendo evolucionar a medida que se van dando cambios en la vida de la persona.
Evita la frustración y la resistencia para comunicarse la gente, permite tener tolerancia a los pensamientos de los demás.
En el aspecto físico proyecta energía a los pulmones, garganta, tráquea, ganglios linfáticos superiores y ayuda a evitar las alérgicas y padecimientos de la piel.
Indigo Sexto Chakra. Ayuda a comunicarse con el ser interno, abriendo la intuición.
Permite aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando directamente a la inteligencia de la conciencia cósmica. Fomenta el control mental y expande los canales de recepción para percibir la verdad en cualquier cosa o nivel de vida.
Estimula la confianza en ser guiado por su propio sentido interior. En el aspecto físico, proyecta energía vital al cerebro, sistema nervioso, sistema muscular y óseo.
Violeta Séptimo Chakra. Mística, magia, espiritualidad, transformación, inspiración. Pena, renuncia, melancolía.
Proyecta el contacto del espíritu con la conciencia profunda del cosmos. Expande al poder creativo desde cualquier ángulo, música, pintura, poesía, arte, permitiendo a la persona expresar su visión de la realidad y su contacto con la fuente primordial, el creador del universo.
Ayuda a no ser extremista o absolutista, con el fin de expandirse explorando las dimensiones de la imaginación y el conocimiento.
Rosa. Amistad, sociabilidad, comunicación, imaginación, humor, encanto, egoísmo, necesidad de reconocimiento. Envía estímulos de equilibrio total en todos los niveles.
Amor universal, bondad. Paz interna, autovaloración.
Equilibra las emociones, ayuda a liberar los resentimientos, el enojo, la culpa, los celos.
Si lo combinas con el verde o el azul, te ayudará a equilibrar el extremo feminismo y la cursilería.
 En el aspecto físico, proyecta energía al corazón y te ofrece una curación completa en todos los niveles a través del rayo rosa.
El Mandala puede ser una guía para ubicarnos en nuestro centro más profundo y así integrar los diferentes aspectos de nuestra vida.
Puede ayudarnos también a superar la sensación de desintegración que tan frecuentemente se experimenta hoy en día.
A medida que profundizamos nuestro conocimiento en el Mandala, el potencial guardado en nuestro interior comienza a manifestarse cada vez con mayor intensidad.
Desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente.
También se le define como un sistema ideográfico contenedor de un espacio sagrado.
Según la Psicología, el mandala representa al ser humano. Interactuar con ellos te ayuda a curar la fragmentación psíquica y espiritual, a manifestar tu creatividad y a reconectar con tu ser esencial.
Es como comenzar un viaje hacia tu esencia, te abre puertas hasta ahora desconocidas y hace que brote tu sabiduría interior. Integrarlas a tu vida te dará centro y la sensación de calma en medio de las tormentas.
El trabajo de meditación con mándalas puede consistir en la observación del mismo o el dibujo de éstos.
En el primer caso, con sólo sentarte en un lugar cómodo, lograr una respiración rítmica y profunda, y disponerte a observar algún mandala de tu elección, puede llevarte a un estado de relajación y te sentirás más alerta ante los hechos que suceden a tu alrededor.
El proceso de observación puede durar entre tres y cinco minutos.

En segundo es pintar tus propios mándalas. Déjate llevar por los colores y haz el dibujo que tu corazón sienta.

jueves, 9 de junio de 2016

Cómo leer el cuerpo






Mucho antes de que existieran los aparatos de rayos X, los escáners y los análisis de sangre, los sanadores tradicionales empleaban métodos no agresivos para determinar el estado de salud, el talento y el carácter.
De estos conocimientos nació un profundo aprecio por la unidad de cuerpo, mente y espíritu.
Para el diagnostico oriental, el cuerpo es la manifestación física del alma. Cuerpo y alma son uno.
El cuerpo es a la vez síntoma y símbolo del espíritu.
La diagnosis oriental es el arte de ver lo profundo bajo la superficie; de revelar la verdad interior.
En este libro habla no solamente de nuestra salud sino también de nuestra naturaleza interior, tal y como se revela en las características físicas de nuestro cuerpo. Esto  servirá para adquirir una percepción profunda de su verdadera naturaleza.
Vamos a dejar de lado los viejos prejuicios, sentimientos de culpa y malos entendidos, para ver un ser más profundo y fundamental.
Todas las personas buscamos respuestas a los interrogantes más importantes de la vida: ¿Quién soy? ¿Cuáles son mis fuerzas? ¿Cuáles son mis debilidades? ¿Cuál es la orientación de mi vida?  Leer el cuerpo como si fuera un libro en el que estuvieran escritas las respuestas a estas preguntas.
El objetivo de este libro  es mostrar los puntos buenos, aquellos aspectos en los cuales se es fuerte, evolucionado y dotado.
Cuanto más conocemos nuestras fuerzas, con mayor facilidad podemos elegir caminar en la dirección de nuestros talentos y felicidad. El conocimiento mejora la calidad de nuestra vida. 
No se debe cambiar para ser feliz. Más bien, es necesario conocer y cultivar lo que está bien en uno. Ya poseemos todo lo que necesitamos para ser felices.

 http://nuevaweb.iepala.es/IMG/pdf/fisonomia_china.pdf este es el link para bajar el libro

jueves, 2 de junio de 2016

Qué pobres somos Paulo Coelho


Una vez, un padre de una familia acaudalada llevo a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito de que viera cuán pobres eran las gentes del campo.
Estuvieron por espacio de un dí­a y una noche completa en una granja de una familia campesina muy humilde.
Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le pregunta a su hijo:
“¿Que te pareció el viaje?” – preguntó el padre.
Fue fantástico Papá! – dijo el hijo
¿Viste que tan pobre puede ser la gente? – preguntó el padre
¡Oh, sí­!– dijo el hijo
Y, ¿que aprendiste? – preguntó el padre
El hijo contestó:
Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro.
Nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a la mitad del jardí­n y ellos tienen un rí­o sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos y otras bellezas.
Que nosotros importamos lámparas del Oriente para alumbrar nuestro jardí­n, mientras que ellos se alumbran con la luna y las estrellas.
Que nuestro patio llega hasta la pared de la casa del vecino, ellos tienen todo el horizonte de patio.
Tenemos un pequeño pedazo de tierra para vivir y ellos tienen campos que van más allá de nuestra vista.
Que nosotros compramos nuestra comida. Ellos, siembran y cosechan la de ellos.
Nosotros cocinamos en estufa eléctrica. Ellos, todo lo que comen tienen ese glorioso sabor del fogón de leña.
Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas. Ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos.
Nosotros vivimos conectados al celular, a la computadora, al televisor.
Ellos, en cambio, están “conectados” a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del valle, a los animales, a sus siembras, a su familia.
Especialmente papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia.
Tú y mamá tienen que trabajar todo el tiempo y casi nunca los veo y rara es la vez que conversan conmigo.
El padre se quedó mudo y su hijo agregó:
¡Gracias Papá por enseñarme lo pobres que somos!
REFLEXION: En este mundo tan materialista en el que vivimos a veces olvidamos lo que es verdaderamente esencial 
Nos olvidamos de apreciar  la naturaleza y en cambio nos preocupamos por obtener cosas materiales  y competir en vez de preocuparnos por ser, y no ver en las pequeñas cosas de la vida.
Este maravilloso cuento de Paulo Coelho nos ayuda a reflexionar sobre ello.

sábado, 28 de mayo de 2016

Diferencia entre religión y espiritualidad.


La religión es la búsqueda. La Espiritualidad, es el Encuentro.
La religión sigue un libro sagrado. La Espiritualidad descubre lo Sagrado en los Libros.
La religión es multiplicidad. La Espiritualidad es Unica.
La religión es para controlar a la población. La Espiritualidad, es para despertar al individuo.
La religión es creencia. La Espiritualidad es Sabiduría.
La religión es para los que necesitan ser guiados.La Espiritualidad, para los que escuchan su guía interior.
La religión te da miedos. La Espiritualidad te da paz.
La religión habla de pecado y culpa. La Espiritualidad te habla de causa y efecto.
La religión reprime. La Espiritualidad, trasciende.
La religión inventa. La Espiritualidad, descubre.
La religión es causa de divisiones. La Espiritualidad es causa de Unión.
La religión te busca para que creas. La Espiritualidad tienes que buscarla.
La religión vive de la emoción y el pensamiento. La Espiritualidad vive de la Conciencia y la Intuición.
La religión se ocupa del hacer. La Espiritualidad se ocupa del SER.
La religión es adoración. La Espiritualidad, es Meditación.
La religión cree en la vida eterna. La Espiritualidad es vivir el eterno presente.
La religión busca a Dios en el exterior. La Espiritualidad encuentra a Dios en tu Interior.
La religión  diaboliza al mundo. La Espiritualidad enseña a Amar al mundo.
La religión  sueña con la gloria y el paraíso. La Espiritualidad se vive en la Realidad.
La religión es un encierro en la  tradición. La Espiritualidad es Libertad en la Conciencia.
La religión promete para después de la muerte. La espiritualidad se compromete aquí y ahora.
La religión es pasajera. La Espiritualidad es Eterna.
La religión es el ritual, la forma. La Espiritualidad, es la Esencia.