miércoles, 2 de marzo de 2016

TERAPIAS FLORALES. La curación emana de nuestro interior igual que la enfermedad.

Que son los “Remedios florales” son una rama de la Medicina Natural, que tiene como producto de origen un sinfín de flores, provenientes de plantas cultivadas, silvestres, flores de arbustos y flores de árboles.
Para que sirven?
Devolver a uno mismo la armonía y  el equilibrio con el propósito de sanarse a nivel emocional.


Qué podemos conseguir utilizando las Terapias Florales?:
Anular la sensibilidad a influencias y opiniones ajenas.
Superar el temor, la incertidumbre y el desaliento.
Desarrollar un Amor positivo y natural hacia uno mismo.
Recuperar el interés por el presente.
La Terapia Floral es una herramienta terapéutica creada en 1930 por el Dr. Edward Bach.
Su finalidad consiste en ayudar a las personas a descubrir las causas reales que originan su enfermedad y procurar, mediante el uso de remedios florales, su alivio y cura.
Para el Dr. Bach los síntomas no son algo negativo que hay que suprimir, sino señales que hay que comprender.
El Dr. Bach partía de la base que para entender la enfermedad, sus fines, su naturaleza y su curación debemos comprender, en parte, la razón de nuestro ser.
Es esencial darse cuenta que el hombre tiene dos aspectos: uno espiritual y uno físico, el alma y la personalidad.
El alma es lo permanente, lo inmortal, la energía esencial, lo trascendente.
La personalidad es lo transitorio, lo mortal, el accidente, lo inmanente.
El cuerpo físico solo, si no está en comunión con lo espiritual es una cáscara vacía.
Lo que importa es que sea cual fuera nuestra condición, vivamos en armonía con los dictados de nuestra alma.
Para Bach, la enfermedad no es una crueldad ni un castigo, sino y únicamente un aviso: es un instrumento del que se sirve nuestra propia alma, para mostrarnos nuestros propios errores, prevenirnos de otros e impedirnos cometer más daños para devolvernos al camino de la verdad y de la luz, del que nunca deberíamos apartarnos.
Así, la enfermedad es considerada como una oportunidad que la vida ofrece al hombre para corregir aspectos que de otro modo no hubieran podido salir a la luz de la conciencia, ya que, nada puede sanarse en ausencia.
De este modo, la Terapia Floral, además de ser un eficaz instrumento que colabora en la cura, contribuye al desarrollo del proceso de crecimiento y evolución de la persona.
El mecanismo de acción curativa de las esencias florales está vinculado, por una parte, con el mundo de las emociones y, por otra con las vías por donde estos afectos se manifiestan (síntomas, sueños, vínculos) de manera que, por intermedio de estas expresiones el terapeuta es capaz de comprender las raíces dinámicas de un padecer.
Por otra parte, la Terapia Floral plantea que no es posible concebir la existencia aislada de padecimientos orgánicos o psíquicos, sino comprender que la persona enferma como totalidad y que, por lo tanto, siempre hay en todo padecimiento físico un momento psíquico y viceversa, o que, mente y cuerpo son solo conceptos para hablar de un mismo existente.
Esto implica no sólo reconocer que cuerpo y psiquis están íntimamente entrelazados en la naturaleza humana, sino, también, de que las emociones de una persona no pueden transmutarse sin producir cambios en su organismo, así como transformando el cuerpo se modifican los afectos, ya que no es el alma la que se entristece, ni el cuerpo que se encoleriza, sino la persona toda la que se expresa
Sin duda, la terapia floral es una de las terapias complementarias más conocidas y utilizadas en todo el mundo.
A través del uso de esencias se busca lograr el equilibrio emocional que un paciente necesita y disminuir emociones como el miedo, la angustia o la ira.
Con las Esencias Florales de Bach y de las "Nuevas Generaciones", tenemos la posibilidad de equilibrar las emociones que alteran al organismo de la persona, a fin que pueda afrontar, prevenir o resolver de alguna forma el problema.
La terapia floral es muy recomendable ocuparla como medicina complementaria ya que esta abarca el ámbito emocional y espiritual del ser humano.
Dentro de las técnicas terapéuticas alternativas y no convencionales, las terapias florales han sido sin duda, la propuesta más aceptada tanto por los profesionales como por la gente.
El desarrollo de la medicina floral, y en especial el Sistema de Bach, ha sido de gran importancia como herramienta clínica dentro del proceso de la psicoterapia, no sólo por sus efectos terapéuticos, sino porque han brindado a la comunidad científica una nueva visión acerca del ser humano, de la salud y la enfermedad.
La razón principal del fracaso de la ciencia moderna reside en que trata los síntomas y no las causas.
No luchen contra sus preocupaciones.
No vayan en contra de sus errores y debilidades; es mucho mejor que los olviden por completo y se concentren en el desarrollo de las virtudes latentes que están en ustedes, así, abrirán los canales para que las vibraciones espirituales de su alma los inunden y de esta forma la alegría, la salud y la paz vuelvan a brillar en sus vidas". Dr. Edward Bach (1886-1936) Médico, homeópata y herbolario galés. Fundador de la Terapia Floral que lleva su nombre.

Fuente: http://www.caminosalser.com