sábado, 10 de agosto de 2013

Si Perseveras crecerás como el Bambú Japones



Muchas cosas en la vida personal y profesional son iguales al bambú japonés.
Trabajas, inviertes tiempo, esfuerzo, haces todo lo que puedes para nutrir tu conocimiento y algunas veces no se ve nada durante semanas, meses o años.
Pero si tienes paciencia para continuar trabajando, persistiendo y alimentando, tu  año llegará, y con él vendrá un crecimiento y cambios que tu jamás esperabas…
El bambú japonés nos enseña que no debemos fácilmente desistir de nuestros proyectos y de nuestros sueños.
En nuestro trabajo o misión, especialmente, que es un proyecto fabuloso que envuelve cambios de comportamiento, de pensamiento, de cultura y de sensibilización, debemos siempre acordarnos del bambú japonés para no desistir fácilmente delante de las dificultades que surgirán.
Trata de cultivar siempre dos buenos hábitos en tu vida: la persistencia y la paciencia, pues mereces alcanzar todos tus sueños.
Perdemos la fe cuando los resultados no se dan en el plazo que esperábamos, abandonamos nuestros sueños, nos generamos patologías que provienen de la ansiedad, del estrés…




Si no consigues lo que anhelas, no desesperes…quizá solo estés echando raíces….